¿Cómo freír de forma sana?

¿Te gustan los alimentos fritos? No tienes por qué renunciar a ellos si no abusas y lo haces de un modo saludable. Toma nota de estas reglas básicas.

¿Te gustan los alimentos fritos? No tienes por qué renunciar a ellos si no abusas y lo haces de un modo saludable. Toma nota de estas reglas básicas:
- El aceite más recomendado para freír  es el de oliva o el de colza, pues son los que menos se degradan a altas temperaturas. Resisten temperaturas hasta 160-180 grados. Son los más estables y se descomponen más lentamente.
-Si el aceite humea, es que se está quemando. Cuando esto ocurre, genera sustancias irritantes y tóxicas. Por eso, debes desechar el aceite  sobrecalentado o quemado.
-No reutilices el mismo aceite de freír más de tres veces. Si acumula restos de alimentos quemados o se oscurece, descártalo.
-Si quieres que los alimentos empanados o rebozados queden crujientes y poco empapados en aceite, añade una cucharada de leche o agua cada huevo batido.
-Si después de freírlos pones papel absorbente de cocina en el plato, éste empapará el exceso de aceite y así evitarás unas cuantas calorías.

Continúa leyendo