¿Cómo limpiar un rallador?

Es un utensilio de cocina muy práctico, pero difícil de limpiar. ¡No te compliques y sigue nuestros consejos!

Reconozcámoslo, muchas veces nos da pereza utilizar el rallador de cocina por lo que cuesta limpiarlo después. ¿Hay trucos para que sea más fácil? La respuesta es sí y te los vamos a contar.

 

Todos sabemos que utilizar el estropajo para limpiar un rallador solo sirve para quedarnos sin estropajo. Si lo que quieres es que nuestro rallador quede limpio y sin dejar “víctimas” en el camino, toma nota de estos trucos:

 

- Rallar pan duro. Al rallar pan duro, se eliminan los restos del alimento anterior que hayamos rallado y, además, después quitar los restos de pan será tan fácil como poner el rallador bajo el agua y echarle un poco de jabón. Además, de esta manera, también eliminamos el olor que hayan podido dejar los otros alimentos.

 

- Cepillo de dientes. Si tienes un cepillo de dientes que ya no vas a usar para tu higiene bucal… ¡no lo tires! Puede ser tu mejor aliado para no dejar ni rastro de restos de comida en el rallador de cocina.

 

- Estropajo metálico. Si insistes en utilizar estropajo para limpiar tu rallador, mejor que sea metálico. Aguantará más y tendrás mejores resultados que con uno de esponja.

 

Ya sabes, haz caso de estos trucos y no te “ralles” con el rallador.

Cristina

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte curioso, interesante y emocionante sobre el mundo de la gastronomía y la nutrición. Bon Appétit!

Continúa leyendo