Dos usos de la sal en la cocina que no conocías

La sal tiene, en la cocina, más utilidades de las que quizá conozcas. Te hablamos de dos de ellas que te van a sorprender.

También te puede interesar:

Todos sabemos que la sal, en la cocina, se utiliza para dar un toque salado al sabor de los alimentos y también sabemos que la sal, fuera de la cocina, tiene numerosos usos, desde en el ámbito de las tareas de hogar, como en trucos de belleza. Sin embargo, la sal puede ser muy útil en la cocina en dos situaciones muy concretas…Descubre de qué hablamos.

Se ha roto un huevo

Es una de las cosas que más rabia dan. No solo por desaprovechar un huevo, sino porque limpiarlo es un auténtico engorro. Sin embargo, la sal puede ser una buena aliada para arreglar el “estropicio”. Echa un puñadito de sal sobre los restos de yema y clara derramados. Espera unos 15 minutos a que la mezcla se espese y recoge con un papel…mucho más sencillo, ¿verdad?

Sartén con grasa pegada

¿Se ha quedado grasa pegada y ennegrecida en el fondo de tu sartén? Una buena forma de eliminarla es, una vez fría la sartén, echa un puñado de sal y añade agua. Deja que la mezcla actúe unos minutos y después procede a eliminarla. Verás como la grasa sale con facilidad.

Cristina

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte curioso, interesante y emocionante sobre el mundo de la gastronomía y la nutrición. Bon Appétit!

CONTINÚA LEYENDO