Infusiones,café y chocolate. Trucos útiles

Cuando vayas a preparar infusiones, café o chocolate, lee estos trucos útiles.

Cuando vayas a preparar infusiones, café o chocolate, lee estos trucos útiles.

 

Aprovechar los restos de café

Si has hecho de más, no tires el que te sobre. Puedes rellenar una cubitera con ese café y hacer cubitos. Si un día te apetece granizado de café, sólo tendrás que abrir el congelador, vaciar la cubitera y machacar el café helado. Estos cubitos también van bien para preparar algunos postres.

 

Un té perfecto

Hacer uno exquisito sólo requiere seguir unos pasos sencillos: en primer lugar, las hierbas deben introducirse en el agua cuando ésta ya esté hirviendo, no antes. Después, apaga el fuego y deja reposar el contenido alrededor de cinco minutos. Lo siguiente es colarlo para servirlo directamente. Si utilizas bolsitas de té, el procedimiento es el mismo, sólo que te evitarás colarlo. Siguiendo estos pasos, mantendrás todo el sabor y aroma de las hierbas. Puedes conservar el sobrante durante 24 horas en un sitio fresco o guardándolo directamente en el frigorífico.

Infusiones con leche

Los taninos que contiene el té son los responsables de su sabor amargo e intenso. Si le añades leche, estos taninos se unen a las proteínas de la leche y así se disminuye, en parte, ese sabor amargo. Pero para que eso suceda, la leche tiene que ser fría. De esa forma, se consigue que la temperatura aumente lentamente, dándole tiempo a la leche a realizar su tarea.

 

Chocolate con más sabor

Para que el chocolate caliente tenga más sabor, añade una cucharada de polvo para hacer natillas por cada litro de leche. Además de aumentar el sabor, sirve para espesar. Otra opción, es agregar harina o maicena disuelta en leche, añadiéndola poco a poco.

 

Que no se pegue

Para que el chocolate no se pegue a la cazuela, echa unas gotas de agua sobre las onzas antes de fundirlo. Añádele, además, dos o tres cucharadas de café soluble (depende de la cantidad que hagas de chocolate).

Continúa leyendo