Las claves de una pizza perfecta

¿Te gusta la pizza? Te enseñamos a hacerla en casa con un resultado perfecto. ¡Lleva italia a tu cocina!

Si hay un plato de la cocina italiana que se ha internacionalizado conquistando a millones de personas es la pizza. Las hay para todos los gustos, pero hacer una pizza perfecta tiene sus trucos. 

Podemos comprar las pizzas ya hechas, pero tener la satisfacción de comer algo que hemos hecho nosotros mismos siempre es mayor. Una buena pizza casera puede saber a gloria si se ha hecho con cariño, pero si se siguen ciertas pautas, además puede salirnos perfecta. Vale, no es lo habitual tener un horno de leña en casa, que es lo que le da ese toque de calidad y de perfección a una pizza, pero podemos conseguir hacer una en casa que también sea estupenda. 

Los secretos de una buena pizza

La masa es clave para conseguir una buena pizza. Nada de masas gruesas, la pizza perfecta al más puro estilo italiano tiene la masa fina. Es importante elegir harina de fuerza para hacer la masa. En cuanto a la levadura, tienes que usar levadura fresca de panadería (la debemos mezclar con un poco de agua templada antes de añadirla a la harina) o levadura seca (recuerda que la proporción es 1:3, es decir un tercio de levadura seca que de levadura fresca).

Los ingredientes básicos para una buena masa de pizza son, harina (unos 300 gramos), agua (170 ml) sal (10 gramos), una cucharada sopera de aceite de oliva (opcional), levadura de panadería (6 gramos de levadura fresca o 2 gramos de levadura seca). Lo que no hay que usar nunca es levadura química -tipo Royal-.

Otro ingrediente clave es el tomate. Podemos utilizar un bote de tomate frito normal, pero si queremos que el sabor sea auténtico, lo mejor es utilizar tomates de buena calidad para hacer la salsa de tomate casera o passata, una pasta de tomate típica de la cocina italiana que no tiene prácticamente agua y no humedece la masa.

¿Y en cuanto a los ingredientes? Cada uno tendrá sus preferidos, según los gustos, pero hay un aspecto clave: mejor que sean pocos ingredientes. Un error habitual es poner muchos ingredientes y eso hace que no se hagan todos por igual y se mezclen muchos sabores. 

Con respecto al horno es muy importante hornear la pizza a máxima temperatura y, un truco para simular un horno de leña, es echar la pizza en la base del horno con un papel de horno en la base (así tal cual, sin bandeja ni nada) y cocinarla ahí hasta que la base empiece a tostarse. Luego ya se coloca sobre una rejilla, se baja la temperatura del horno a unos 200 ºC y se termina de cocinar en la parte alta. ¡Queda espectacular!

¿Quieres saber más para hacer una pizza perfecta? No te pierdas nuestra galería: Trucos para hacer una pizza perfecta

¿Buscas una pizza original?

Te proponemos una idea muy original para sorprender con una pizza casera: pizza Mac'n'Cheese. La combinación de dos clásicos, macarrones con queso y pizza, es un auténtico espectáculo. 

Cristina

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte curioso, interesante y emocionante sobre el mundo de la gastronomía y la nutrición. Bon Appétit!

CONTINÚA LEYENDO