Ley y orden dentro de tu nevera

No es un armario. No tienes que guardar los alimentos solo pensando en cómo almacenar más cantidad. Te enseñamos cómo colocar tu nevera para evitar sorpresas.

No es un armario. No tienes que guardar los alimentos solo pensando en cómo almacenar más cantidad. Te enseñamos cómo colocar tu nevera para evitar sorpresas. En primer lugar, pégate esto con un post it en la puerta.

 

Se trata de los días que aguantan ciertos alimentos en frío antes de desarrollar bacterias.

 

- 2-3 días: carne cruda, carne cocida, pescado cocido y leche pasteurizada.

- 4 días: postres caseros, leche UHT abierta previamente, verduras cocidas y embutidos.

- 5 días: conservas abiertas, verdura cruda y platos cocinados listos para consumir.

- 2-3 semanas: huevos, mantequilla.Conserva la comida en tarros de cristal mejor que en bolsas o envases de plástico y, cuando vengas del supermercado, pon la comida vieja siempre delante para consumirla antes.

 

Consejos básicos

 

No apiles comida: recuerda que para que no se estropee el aire de refrigeración tiene que circular entre las cosas para que no se creen zonas demasiado frías y otras más calientes. Divide la comida en grupos según cuánto aguantan en la nevera:

 

- Los más perecederos en la zona más fría de la nevera. Son pescados y carne y el lugar idóneo es el cajón superior al de las verduras.

 

- Los que no necesiten tanto frío, como lácteos y embutidos, en la parte central. También se reserva este espacio para las sobras de comida cocinada, pasteles, etc. La leche, una vez abierta, guarda la botella en un lugar del frigorífico lejos de la puerta, ya que es muy sensible a los cambios de temperatura.

 

- Frutas y verduras en los cajones inferiores, ya que el frío extremo las podría estropear.

 

- Las puertas se destinan a productos que no precisen temperaturas muy frías, como  las bebidas, las salsas o la mantequilla.

 

No guardes latas abiertas, ya que pueden oxidarse y migrar sus componentes químicos a la comida. Vacíala en recipientes de cristal. Tampoco coloques la comida caliente directamente dentro del frigo.

CONTINÚA LEYENDO