¿Ambiente cargado de humo en casa? ¿Dedos con olor?

¡Anota unos cuantos consejos que te sacarán de más de un apuro!

¡Anota unos cuantos consejos que te sacarán de más de un apuro!
-¿Acabas de tener una reunión en casa con amigos fumadores? ¿Se ha quemado  el aceite en la sartén y ha provocado mucho humo que se expande hasta el salón? Un truco fácil para eliminarlo  es poner un cubo con agua. Ésta absorberá el humo.
-A veces cuando manipulamos alimentos (pelar ajos, por ejemplo) es inevitable que los dedos se impregnen de olor y ¡éste dura bastante! ¿Cómo podemos eliminarlo? Toma nota: si acabas de pelar ajos, puedes eliminar su desagradable olor frotándolos con granos de café o sal. Si se trata de que has limpiado pescado, lávate las manos con sal.  Si, por el contrario, acabas de pelar una cebolla, y tras lavarte las manos no se ha ido su olor, frótatelas con unas ramitas de perejil.
Si se trata de  olor a lejía, lo eliminarás con unas gotas de vinagre o de zumo de limón.
-¿Has troceado una alcachofa y se te han quedado las manos negras? Frótalas con un trozo de limón y ¡listo!
-¿Olor a tabaco en el coche? Deja una noche entera dos o tres recipientes pequeñitos con vinagre en él. El vinagre absorberá el olor del tabaco y dejará una fragancia suave. Si ésta no te gusta, basta con que ventiles un poco el coche para que desaparezca.

CONTINÚA LEYENDO