Trucos para cocinar en el microondas

Aunque muchas personas utilizan el microondas únicamente para calentar la leche del desayuno, debes saber que es un electrodoméstico muy versátil. ¡Coge ideas!

Aunque muchas personas utilizan el microondas únicamente para calentar la leche del desayuno, debes saber que es un electrodoméstico muy versátil; con él se puede cocinar al vapor, tostar o escalfar casi todos los alimentos. Te damos algunas ideas.

 

Debido a la distribución de las ondas, es mejor emplear recipientes redondos u ovalados y planos mejor que cuadrados y hondos.

 

Arroz

Debe cocerse siempre en un recipiente tapado, y no te preocupes; en el microondas no se pasa, quedará suelto y ligero. Lo más aconsejable es utilizar el arroz de grano largo, porque absorbe mejor el caldo y el agua. Cuando se recalienta queda muy bien, sigue suelto.

 

Carnes

Las mejores piezas para cocinar son las que tienen forma regular y carecen de grasa porque reciben las ondas de una manera uniforme. Así, si vas a preparar carne picada, en vez de extenderla en una fuente, dale forma de pastel o de gran albóndiga y te quedará perfecta.
Para que el asado te quede homogéneo dale la vuelta a media cocción. Y si quieres asar un pollo o un pavo, pega las alas al cuerpo con unos palillos de madera.

Huevos

Para prepararlos al plato, calienta primero la salsa o los ingredientes que los acompañan y deja para el final el huevo; eso sí, haz un hueco entre la salsa y ponlo encima.
Cuando se trata de un flan, el microondas es una gran ayuda porque no hace falta hacerlo al baño maría, con ponerlo al 75% o al 50% de potencia es suficiente.
Ten en cuenta que hay que pinchar siempre la yema del huevo para que no reviente; esto se debe a que tiene un gran contenido en grasa y su membrana es muy fina.

 

Pescados

No olvides cocerlo siempre tapado. Si vas a cocinar varias piezas, por ejemplo filetes de merluza, coloca las más finas y delgadas en el centro del recipiente y las más gruesas en los bordes. En el caso de que quieras cocinar un pescado entero, envuelve la cola con un trozo de papel de aluminio para que no se queme.

 

Cremas y sopas

El microondas permite prepararlas en un tiempo récord, conservando, además, todas sus vitaminas y minerales. Si quieres hacer una sopa, utiliza un recipiente lo suficientemente grande para que el líquido no se derrame durante la cocción. No hace falta que pongas la tapadera. En cambio, las cremas y los purés hay que hacerlos en un recipiente tapado para evitar que cuajen antes los bordes.

Verduras

Para cocerlas, utiliza poca agua y tapa la cazuela. En cuanto a las que están congeladas, hay casos en los que se pueden cocer en la misma bolsa, pinchándola antes para que salga el vapor de agua que se forme, y removiéndola a media cocción para que se reparta el calor.
También las patatas son rápidas de preparar; sólo hay que pincharlas con un tenedor y colocarlas en una fuente en forma simétrica.

 

Claves para descongelar

Descongelar a través del microondas tiene dos ventajas fundamentales: la enorme rapidez (podemos disponer de un alimento ultracongelado en unos minutos para poder cocinarlo) y la seguridad (como el alimento se descongela rápidamente, la flora microbiana no tiene tiempo de reproducirse como en una descongelación lenta). Para descongelar es conveniente colocar los alimentos sobre una rejilla y activar el botón para esta función, si el microondas dispone de él; si no lo tuviera, habría que activar la potencia mínima.

Continúa leyendo