8 ideas que estilizan la figura

¿Más delgada sin hacer dieta? Toma nota de estas 8 ideas que estilizan la figura.

¿Más delgada sin hacer dieta? Toma nota de estas 8 ideas que estilizan la figura, solo utilizando la ropa adecuadamente y con unas prendas básicas. Con un poco de suerte ni siquiera tendrás que renovar tu vestuario.

Monocolor

Ya se sabe que el negro es el rey. Vestir de pies a cabeza con el tono más oscuro del pantone es un truco de estilo muy recurrido para estilizar la figura. Cualquier combinación en total black, sea vestido, falda o pantalón con prendas del arriba del mismo color, conseguirá este objetivo.

Sin embargo, esto no solo sucede con el negro: cualquier combinación de prendas (e incluso también complementos) monocolor logrará el mismo resultado y esto se aplica a todo el abanico de tonos. Solo tienes que encontrar el que vaya contigo y no tener miedo. El efecto de un total look en rojo, blanco, azul... puede ser impactante.

Pantalón campana extralargo

Si lo que buscamos es estilizar la figura, las tendencias de esta primavera nos dan una de cal y una de arena. Se llevan los cropped y los tobilleros, que descartaremos si queremos vernos más esbeltas, porque producen el efecto óptico de acortar la pierna.

Sin embargo, estamos de suerte, porque también puedes recurrir a los pantalones de campana, que vas a encontrar en todas las tiendas. El truco es llevarlos muy largos, tapando el zapato que tendrá que ser de mucho tacón o con plataforma. El efecto es inmediato: ¡te verás (y te verán) alta de repente!... y con las piernas más delgadas.

Al margen de las tendencias, los pantalones rectos estilizan más que los pitillo. Y renuncia a los que llevan vuelta en el bajo.

Colores engamados

Esta es la opción alternativa al monocolor. Si te resulta demasiado duro (o simplemente no te gusta) optar por un único tono para vestir, puedes probar esta idea: Elige prendas en colores engamados, es decir, en diferentes variaciones de un mismo color. Imagina un look de blusa arena, pantalón camel y blazer beis, por ejemplo.

Vestir con la misma familia cromática en el look consigue un efecto óptico claro: te verás más delgada de manera instantánea. Además, es un recurso perfecto para vestir en la oficina, funcional y discreto.

Prueba con variaciones sobre el rosa cuarzo o el azul serenity de la temporada y te sorprenderás del efecto.

 

Falda a la rodilla

Las faldas muy largas y las mini no nos ayudan en nuestra intención de parecer más esbeltas. El término medio es lo mejor. El largo a la rodilla (justo o un pelín por debajo) es la mejor opción, muy femenina y perfecta para salir o ir al trabajo. Si es falda lápiz, añadirás un plus de estilo a tu look. Eso sí, serán indispensables los tacones, mejor de tipo salón o sandalias, aunque la opción más actual sean los botines. Una en color negro es un básico que no puede faltar en tu armario, pero puedes probar otras ideas, como la piel o el encaje.

Un último truco sencillo: mejor si las eliges sin cinturilla.

 

 

Tacones en nude

Si eres de zapato plano, no estás de suerte. Se llevan muchísimo y hemos recuperado la comodidad perdida tras años de la tiranía de los estiletos, pero no estilizan en absoluto, es una realidad.

Unos salones o unas sandalias de altura estilizan de inmediato la figura y cambian el modo de caminar.

Si además los eliges en un tono nude, conseguirán el efecto óptico de alargar la pierna, al confundirse con el tono de la piel. Rosa palo, beis clarito... siempre en esa gama.

 

 

 

 

 

Nada de volantes

Elimina de tus looks todo rastro de volantes (una pena porque se llevan mucho esta temporada, pero no podemos tener todo ¿no?), drapeados, canesús, lazos... En general, evita vestir con todo aquello que pueda añadir volumen en algún punto al contorno de tu cuerpo y especialmente en la zona media, entre el pecho y las caderas.

Esto incluye también las faldas abullonadas que tan común es ver a las musas del street style, con camisetas básicas y cazadoras de cuero. Si tienes muchas caderas, las faldas plisadas tampoco te favorecerán y solo conseguirán añadir centímetros.

 

 

 

El oversize no es para ti

Es un error de estilo muy básico. A veces las personas con sobrepeso deciden vestir prendas holgadas con la sana intención de disimular lo que sobra.

 

Sin embargo, el efecto que persiguen es precisamente el contrario: añadir aún más centímetros a su contorno.

 

 

Destierra abrigos de pelo, camisetas anchas, pantalones palazzo y todo aquello que tenga más centímetros de tela de los necesarios. ¿Por qué no un vestido entallado? Anímate a lucir curvas si las tienes porque eso sí estiliza la figura.

 

 

 

Escote en V

Es otra de las recomendaciones básicas, sobre todo para las mujeres con mucho pecho, pero también para las demás. Los escotes en V te harán ganar esbeltez, lo que no consiguen otros formatos como el cuello alto o a la caja.

Los cuellos de pico afinan la figura siempre. Para la noche, puedes atreverte a llevarlos un poquito más profundos, sin que tampoco sean demasiado evidentes.

 

 

También te puede interesar:

Continúa leyendo