Guía para encontrar tus vaqueros perfectos

Un jean bien escogido puede ser tu prenda estrella. Los vaqueros son versátiles y perfectos para cualquier ocasión. Eso sí, tienes que saber cuál es el mejor para ti.

 

¿A todas nos sientan bien los mismos tipos de vaqueros? Modas a parte, cada cuerpo es un mundo y cada una tenemos un vaquero perfecto para nosotras. Son los que mejor se adaptan a nuestra figura.

 

Algunas marcas, como Levi’s con la línea Curve ID, han creado diferentes tipos de jeans para los tipos de cuerpo más comunes.

 

Esta marca realizó un rastreo tridimensional a 60.000 mujeres y lograron identificar las siluetas Curve en las que englobar al 80% de ellas. Esta empresa ofrece tres modelos diferentes Slight Curve, para mujeres menudas que quieren potenciar sus curvas, el Denim Curve, pensados para mujeres con formas ligeramente pronunciadas, y Bold Curve, pensado para las mujeres más exuberantes.

Tu jean perfecto

 

Hay un vaquero ideal para cada cuerpo. Descubre aquí cuál es el tuyo:

 

- Mujeres altas. Si eres alta, las semicampanas a la altura del tobillo están pensadas para ti. Los vaqueros rectos también te sentarán muy bien.

 

- Mujeres altas con pocas curvas. Los jeans superslim, es decir los que son muy ajustados, son perfectos para este tipo de mujeres. Permiten resaltar y dar equilibrio al resto del cuerpo.

 

- Mujeres bajas y con curvas. Tus vaqueros ideales son de corte clásico y con pata recta a partir de media pierna. Los vaqueros tipo leggings no serán tu mejor opción.

 

- Con espalda ancha y poca cadera. Los jeans estilo boyfriend te harán parecer más proporcionada.

 

No te pierdas nuestra galería "Diccionario para elegir jeans" y acertarás seguro cuando compres tus próximos vaqueros.

También te puede interesar:
Verónica Bravo Piqueras

Verónica Bravo

Soy periodista y una apasionada de la gastronomía, la cocina y la nutrición. Me confieso adicta al café y a la comida de verdad acompañada de un buen vino. Adoro viajar y las comidas familiares. Coach nutricional en proyecto y amante de la buena vida. Escribo, cocino, como y disfruto a partes iguales.

Continúa leyendo