La tendencia más feroz

Al mejor precio
Las manchas de leopardo vuelven a ser el mejor motivo para dar un toque salvaje a tu imagen. No nos cansaremos de ellas siempre que las llevemos en pequeñas dosis (nada de llevarlas de pies a cabeza) y no las mezclemos con otras manchas ni estampados. Esto es lo último (para las más arriesgadas): combinarlas con prendas en dorado o de un color chocante como fucsia o turquesa. Lo más práctico (para las más discretas) utilizarlo en los complementos de un conjunto liso. Objetivo: no caer en lo vulgar.

Continúa leyendo