¿Sabes realmente cuál es tu talla de sujetador?

Muchas mujeres se compra desde hace años la misma talla de sujetador y a veces se sienten molestas: el aro les oprime, el contorno es demasiado ajustado. Es implorante conocer tu talla correcta para sentirte cómoda. Además el sujetador da forma y, dependiendo del modelo, puede redondear el pecho, levantarlo, aumentarlo o reducirlo.

Muchas mujeres se compran desde hace años la misma talla de sujetador y a veces se sienten molestas: el aro les oprime, el contorno es demasiado ajustado. Es implorante conocer tu talla correcta para sentirte cómoda. Además el sujetador da forma y, dependiendo del modelo, puede redondear el pecho, levantarlo, aumentarlo o reducirlo.  


La letra que aparece en la etiqueta del sujetador hace referencia a la anchura o contorno del tórax. La copa es la que hace referencia al volumen, siendo la copa A la más pequeña.

 

¿Sabes cuál es tu talla?

Averigua cuál es tu talla de la la siguiente forma:

- Con una cinta métrica mide el tórax justo debajo del pecho, ajustándola bien en horizontal. Si a esa medida añades 15 obtendrás tu talla. Así si el contorno es de 75 centímetros, sumamos 15 y se obtiene una talla 90.

- Para saber la copa hay que medir el contorno mamario en su punto más ancho. Se mide todo el contorno, sin apretar. La diferencia entre esta medida y la del contorno submamario, la anterior, antes de sumarle 15, dará la copa. Si la diferencia entre las medidas B y A es de 15 cm la copa será la B, Por cada 3 cm de diferencia aumenta o disminuye una copa: si es de 18 cm será la C, si es de 12 cm será la A.

¿Y si no llevo la talla correcta?

Si el sujetador es demasiado grande no sujeta como debería y sufrirá tanto el escote como la piel de alrededor del pecho.

Si es pequeño el pecho irá apretado y el aro se clavará cerca de la axila. Una buena prueba de cómo te sienta el sujetador es por las marcas que te deja al quitártelo: ahí comprobarás por dónde te aprieta.

 

Comprar un sujetador: consejos

Cuando el sujetador es nuevo debe de abrochar correctamente en el último corchete de la tira: los demás serán para cuando la tela del contorno se va dando de sí.

En España las tallas van de 5 en 5 y las más comunes que se suelen encontrar en las tiendas van  de la 80 a la 100.

Las copas empiezan en la A, que es la más pequeña, y la D es la más grande que se suele encontrar en las tiendas de moda. Para encontrar tallas más grandes hay que acudir a establecimientos especializados en lencería.

Cuando vayas a comprar tu sujetador piensa en el efecto que quieres que produzca: pecho levantado, reducido, aumentado, pechos juntos, etc. Pregunta a los dependientes para que te indiquen los modelos que mejor se adaptan al efecto que deseas. Comprobarás que con un buen sujetador la ropa te sentará mucho mejor.

También te puede interesar:

Continúa leyendo