Tallas sin complejos

A veces puede resultar un infierno encontrar tallas grandes de lencería. Con Anita, ahora es posible y mucho más fácil.

Anita.

Tener un físico diferente no debería significar un problema. Sin embargo, en muchas ocasiones, hay que lidiar con el hecho de que las tallas no están fabricadas para todo tipo de personas. Anita diseña lencería especializada en medidas grandes, mastectomías o lactancia. La blogger Macarena nos cuenta cómo ha sido su experiencia con Anita y cómo ha cambiado su perspectiva en este tema.

Antes de probar Anita, ¿sabías cuál era tu talla de sujetador?

La verdad es que no. Me probaba los sujetadores que veía más grandes y me los compraba. Pero al descubrir Anita, me di cuenta de que si solo te abrocha en el último corchete, es que no es tu talla.

¿Te causaban muchas molestias esos sujetadores?

Al no ser de mi talla, me oprimían, me dolía la espalda, se me clavaban… En cambio, ahora sí que noto mucha comodidad.

¿Tenías muchos problemas para encontrar lencería de tu talla?

En algunas tiendas ni entraba porque sabía que no había nada para mí. Además, la gran mayoría de sujetadores eran muy básicos o anticuados.

¿Cómo te sentiste cuando te calcularon bien la talla de sujetador con Anita?

Me dije: ¿He tenido que esperar 30 años? Al final, te pasas años llevando cosas que no te benefician y que pueden hasta hacerte daño.

Moda Anita.
Sujetador Comfort Havanna, Anita. (54,95 €). y body comfort sin aros Ancona, Anita (119,95 €).

¿Cómo ha cambiado tu perspectiva a la hora de preocuparte por el sujetador que llevas o el que llevan las personas de tu alrededor?

Me fijo mucho en la gente de mi alrededor. Hace poco vi a una compañera a la que se le caían continuamente los tirantes del sujetador y era porque no estaba usando una talla correcta. Así que le conté todo lo que había aprendido. Creo que es muy importante concienciarse de que llevar un buen sujetador es fundamental para el pecho, la espalda y, en general, para tu bienestar.

Ser curvy e ir a la playa no es algo sencillo, ya que muchas mujeres no se sienten a gusto enseñando su cuerpo. ¿Cómo te ha ayudado Anita en esto?

Es increíble el número de mujeres (con todo tipo de cuerpos) que me escriben diciendo que dejan de ir a sitios (no solo a la playa o a la piscina) por sus complejos e inseguridades. Yo estuve mucho tiempo sin querer mostrarme en general hasta que empecé a quererme y a aceptarme y por eso siempre intento transmitir que no debemos limitarnos. Anita me ha ayudado a sentirme mejor, más segura y sujeta. Además, los tejidos y los cortes resaltan tus formas, no las esconden.

Ya has hecho dos campañas de baño. ¿Sentiste reparo al realizar las sesiones de fotos?

Cuando conocí la marca ya había recorrido un largo camino de auto-aceptación. Pero eso no quita que me preocupe al exponer mi cuerpo, porque sigo teniendo inseguridades y la gente puede ser muy cruel. Pero cuando alguien ve tu trabajo, y te dice que ojalá fuera capaz de hacerlo, sabes que estás haciendo las cosas bien.

En la industria de la moda predominan los cuerpos normativos y delgados, ¿qué opinas sobre las campañas publicitarias que muestran otro estilo de mujer?

Creo que aunque se está avanzando, aún queda mucho por hacer. No hay diversidad en lo que se muestra y no hablo solo por el peso. No sacan chicas en sillas de ruedas o con problemas cutáneos. No veo normal que haya anuncios de depilación en piernas sin pelo. Se vende algo irreal y esto hace que la gente no se sienta identificada y se frustre.

CONTINÚA LEYENDO