1 de

Tu mejor inversión: un abrigo camel

Todo invierno es bueno para rendir homenaje al clásico abrigo color café con leche, en cualquiera de sus infinitas interpretaciones.