15 Claves para que tu hijo crezca feliz

Durante muchos años, los padres somos el punto de referencia para que nuestros hijos crezcan felices. En nuestra mano está enseñarles a afrontar la vida.

Durante muchos años, los padres somos el punto de referencia para que nuestros hijos crezcan felices. En nuestra mano está enseñarles a afrontar las distintas situaciones que se le presenten en la vida. Te damos 15 claves para conseguir que tu hijo crezca feliz.

 

1 - Enséñale a ser independiente

Convéncete de que tu hijo no te pertenece como si fuera un objeto, es un ser humano al que no puedes proteger siempre.

 

2 - Guíale para que sea responsable

Ayudarle a que, poco a poco, se vaya independizando es la mejor manera de que se sienta responsable de sus actos. Pero esto no quiere decir que te desentiendas de él o que le dejes hacer cosas para las que no está suficientemente maduro. Ayúdale a madurar sin sobreprotegerle.

 

3 - Ayúdale a expresar sus sentimientos y respétalos

Saber emocionarse y expresar lo que siente enriquecerá su vida. Además, aunque a ti no te lo parezca, si suele parecer triste es porque tiene algún problema. Tómatelo en serio.

 

4 - Déjale mostrar su personalidad

No tiene que ser como tú ni como tú querrías que fuera. Ayúdale a descubrir tanto sus cualidades como sus limitaciones para que pueda encontrar su camino. Déjale tener sus propias aficiones y sus preferencias.

5 - Habla con él

Ser padres no es solamente cubrir sus necesidades físicas, ni ocuparte exclusivamente de las cosas prácticas de la vida. Habla con él, dialoga e interésate por su mundo.

 

6 - Déjale que exprese sus opiniones

Para que exista una buena comunicación entre vosotros, aunque no estés de acuerdo con él, déjale terminar antes de exponer tu punto de vista. Acostúmbrate a iniciar el diálogo con él haciéndole preguntas específicas. Por ejemplo, en vez de preguntarle “¿qué tal hoy?”, dile: ¿Qué clase te ha gustado más? Así verá que te interesas por él.

 

7 - Juega con él

Hazte su cómplice, comparte sus fantasías, crea mundos fantásticos donde pueda desarrollar su imaginación.

 

8 - Nunca lo utilices como arma contra tu pareja

En caso de divorcio o separación, jamás antepongas tus rencores y deseos de venganza hacia tu pareja a la felicidad de tu hijo. Los niños son muy sensibles y se dan cuenta de todo, sufren y, a la larga, acabarán perdiéndote el respeto.

 

9 - Aclara tus ideas

En temas como religión, política, sexo… Debes tener las ideas claras para responder con coherencia cuando te haga preguntas.

10 - No le sobreprotejas

Debes ayudarle pero no anularle. Enséñale a expresar su dolor, a equivocarse y rectificar, a decidir. Y sobre todo, no dramatices sus enfermedades.

 

11 - Anímale a tener una vida social al margen tuyo

Es fundamental para una educación completa, que se relacione con otros niños y que haga actividades al margen de su vida familiar.

 

12 - Enséñale a compartir

Hazle ver que puede divertirse con cosas que no cuestan dinero, edúcale para que comparta y sea solidario.

 

13 - Ponle límites

Distingue lo que es negociable de lo que no y, en lugar de gritarle cuando haga algo mal, moléstate en explicarle lo que está bien.

 

14 - Amplía su mundo

Llévale de excursión, al cine, a ver deportes. Enséñale los beneficios de la lectura.

 

15 - Quiérele mucho

Dale todo tu amor, mimos, respeto, compresión y también algún capricho de vez en cuando.

Continúa leyendo