Vídeo de la semana

7 rutinas para que tu hijo duerma mejor

Muchos padres comenzamos el día agotados después de una noche en la que nuestro hijo ha dormido poco y mal. Mejorar el sueño de nuestros hijos es posible...

Muchos padres comenzamos el día agotados después de una noche en la que nuestro hijo ha dormido poco y mal. Mejorar el sueño de nuestros hijos es posible estableciendo una serie de rutinas.

 

Creemos equivocadamente que cuanto más tarde se acuesten más tarde se despertarán cuando, en realidad, es al contrario. Crear un ambiente agradable en su cuarto y seguir una serie de rutinas (y siempre las mismas cada día), ayudarán a tu hijo a conciliar mejor el sueño y a dormir más y mejor. Un niño que no descansa bien no madura correctamente su corteza prefrontal, la parte anterior del cerebro implicada en desarrollar la memoria a corto y largo plazo así como las relaciones sociales.

 

Estas son las 7 rutinas que debes seguir para que tu hijo caiga en brazos de Morfeo al instante:

 

1. Dormirles pronto

Varios estudios han demostrado que cuanto más pronto se duerma un niño más continuado lo hará. Acostarles tarde provoca que duerman 78 minutos menos. En Reino Unido, la hora media en lo que los niños se acuestan son las 19:55 y duermen 10 horas y 31 minutos mientras que en Brasil se acuestan más tarde y su duración del sueño es de 8 horas y 59 minutos. 

 

2. Crearles una rutina del sueño

Seguir siempre las mismas rutinas antes de acostarles (como un baño relajante, un masaje y cantarles una nana) siempre a la misma hora y siempre las mismas hará que tu hijo duerma 86 minutos más que si no lo haces. 

 

3. Darles el pecho

En el caso de los bebés, darles el pecho aumenta su descanso en 30 minutos. 

 

4. Luz de día, oscuridad de noche

Aunque pueda parecer una obviedad, la exposición de tu hijo al sol durante la mañana, es decir, que esté al aire libre, facilitará su descanso de noche. Asimismo, es importante que su cuarto esté en penumbra a la hora de meterlo en su cuna o su cama. 

 

5. Baño, masaje, nana

Johnson’s, la firma cosmética especializada en el cuidado infantil, ha presentado su llamada Rutina del Sueño en tres pasos (baño templado, masaje suave y momento tranquilo), clínicamente probada, para mejorar la calidad del sueño del bebé (y de la familia) y facilitar la consolidación de los ritmos del sueño.Un baño con agua templada seguido de un masaje relajante favorecerá que tu hijo se prepare para el sueño. Termínalo cantándole una nana o leyéndole un cuento, siempre actividades tranquilas que no le desvelen. Existen en el mercado lociones para bebés a base de lavanda y manzanilla que favorecen su descanso. 

 

6. La música

La música favorece el sueño del bebé incluso en situaciones de riesgo como en los bebés prematuros. En la UCI de Neonatos del Hospital La Paz de Madrid han comprobado que cuando los bebés escuchan música su frecuencia cardiaca y respiratoria disminuye ayudándoles a dormir en unas condiciones (las del hospital) que no son las más propicias para un bebé. Por otro lado, cuando los padres les cantan sus canciones preferidas a los pequeños adaptadas a nanas también se consigue que duerman mejor. 

 

7. La siesta

Está comprobado que los niños de 3 años que duermen siesta mejoran su memoria y su fluidez en el lenguaje es mayor frente a los que no lo hacen. Los niños deben dormir las horas que necesitan, no las que nosotros queremos. Permitirles dormir la siesta no hará que se desvelen por la noche sino que se encuentren menos alterados.

 

Macarena

Macarena Orte

Continúa leyendo