8 causas por las que llevar a un niño con fiebre al médico

La fiebre no es una enfermedad, solo es un síntoma. Descubre cuáles son los síntomas febriles por los que debemos llevar a nuestro hijo a urgencias.

La fiebre no es una enfermedad, solo un síntoma. La temperatura corporal del niño varía a lo largo del día, tran una intensa actividad física o una gran comilona. Existe fiebre cuando la temperatura axilar es mayor a 37,5º. Para combatirla hay que buscar la confortabilidad de nuestro pequeño paciente destapándolo o arropándolo en función de su mayor comodidad, pero nunca arropándolo en exceso. 

 

Además, es aconsejable ofrecer abundantes líquidos para asegurar una adecuada hidratación, azucarados en caso de lactantes pequeños con ayuno prolongado co con una importante disminución de su ingesta. Y cuidado con los baños de agua fría, ¡están contraindicados!. 

Si la fiebre es prolongada, ¿qué hacemos?

Si los antitérmicos y analgésicos (paracetamol o ibuprofeno, como segunda opción) no funcionan, debemos sospechar que algo no va bien y acudir a urgencias. Especialmente en estos ocho casos:

 

1. Menores de 3 meses febriles, siempre

2. Fiebre de más de 72 horas de evolución.

3. Niño irritable poco consolabe.

4. Fiebre y niño con gran decaimiento.

5. Mal aspecto general, mala coloración de piel y mucosas.

6. Fiebre y dificultad respiratoria.

7. Fiebre y claros síntomas urinarios

8. Fiebre con exantemas o petequias.

 

Un niño decaído sin fiebre puede ser más urgente que uno febril.

Macarena

Macarena Orte

Continúa leyendo