Aprender matemáticas jugando

Aprender matemáticas jugando es posible. Los nuevos métodos de enseñanza para niños intentan hacer mucho más práctica esta asignatura. 

Aprender matemáticas jugando es posible. Los nuevos métodos de enseñanza para niños intentan hacer mucho más práctica esta asignatura. Se acabó lo de enseñar unas reglas sin entenderlas. Está comprobado que, aplicando juegos al estudio de las matemáticas, se consigue que los niños aprendan esta disciplina mucho más deprisa y que se les olvide mucho menos lo aprendido.

 

El nuevo método desarrollado por la Universidad de Oxford, y que ya está siendo aplicado por algunos colegios en nuestro país, consiste en una herramienta multisensorial destinada a facilitar el aprendizaje de las matemáticas en niños de preescolar. La técnica se llama Numicom y utiliza materiales diseñados específicamente que ayudan a entender las relaciones numéricas y consolidar la comprensión de los conceptos matemáticos básicos.

 

El método se basa en que el niño, más que pensar, debe observar, experimentar y tocar, de forma que los números se conviertan en algo real y cercano a su vida cotidiana. De esta manera, basado en el juego, el niño entiende más fácilmente las conexiones que existen entre los números. “Agua, arena o pasta de sal son algunos de los elementos que se utilizan en la metodología Numicom alejando los números del mundo abstracto y relacionándolos con elementos naturales y familiares facilitando así el aprendizaje en un entorno natural para los niños”, comenta Annabel Stark, coordinadora de necesidades educativas adicionales de primaria en Oak House School colegio donde se ha querido apostar por esta metodología innovadora.

 

Los materiales Numicom involucran a los niños gracias a sus formas y colores fomentando la exploración, asimismo, les ayudan a desarrollar una imagen visual de cada número mediante la asociación de piezas de colores con los números y a descubrir patrones y relaciones a través del juego de investigación. En este sentido, la profesora del Oak House añade: “otra de las ventajas de Numicom, es que estimula la comunicación entre los niños ofreciéndoles una herramienta para ayudar a explicar sus razonamientos y expresar sus conclusiones”. 

 A lo largo de los últimos 20 años se ha observado como esta metodología ayuda a los niños a desarrollar las destrezas básicas para el aprendizaje de las matemáticas y a fomentar el trabajo en equipo y la resolución de problemas de forma colectiva, asentando las bases para el aprendizaje futuro.

Macarena

Macarena Orte

Continúa leyendo