Vídeo de la semana

Cómo ayudar a tu hijo a afrontar la vuelta al cole

Sabemos que el regreso a las aulas es duro, pero con estos trucos harás que tu hijo lo coja con ganas.

¿A quién le gusta volver a la rutina? Poner de nuevo el despertador, madrugar, las prisas, el cansancio… Si a los adultos nos resulta desagradable, es lógico que los niños también padezcan algo similar con la vuelta al cole.

 

La denominada “fobia escolar” supone, según los expertos, que el niño experimenta un fuerte miedo o temor a la hora de tener que ir al colegio, con una especie de ansiedad ante la situación. Es considerada además como uno de los trastornos psicológicos infantiles más influyentes negativamente en el rendimiento académico y sus relaciones sociales con el resto de niños.

 

¿Cómo lo identificamos? Normalmente, notaremos en nuestro hijo un miedo intenso cuando recordamos que hay que ir al colegio, sacará mal humor los días previos y se quejará de dolencias físicas que no suelen aparecer en él.

Los factores que pueden provocar esta fobia pueden ser varios: enfermedad o marcha de alguno de los padres, enfermedad por la que haya tenido que faltar al colegio un largo periodo de tiempo, miedo al ridículo, al fracaso escolar, a las amenazas de otros niños…

 

En esta última cuestión es donde más debemos incidir, ya que deberíamos supervisar en todo momento si se trata por una cuestión simple como la pereza, falta de costumbre o si, por el contrario, es un asunto más grave como acoso escolar.

 

Para atajar la fobia, debemos hablar con el colegio para hacer una intervención conjunta y reforzar el trabajo de casa. Días e incluso semanas antes, deberíamos hablar con ellos y transmitirles la vuelta al cole. También es bueno que durante las vacaciones se relacionen con otros niños. Durante el camino al colegio, hablar de temas agradables.

 

Desde el colegio, los profesores, puestos en conocimiento, no deben sobreproteger al alumno, pero sí hay que facilitar su adaptación y utilizar el refuerzo positivo.

Continúa leyendo