Vídeo de la semana

Cómo debe ser el lugar de estudio de tu hijo

Un ambiente de estudio adecuado favorecerá que tu hijo saque buenas notas. Establecer un espacio tranquilo y personalizado aumentará su productividad.

Un ambiente de estudio adecuado favorecerá que tu hijo saque buenas notas. Establecer un espacio tranquilo y personalizado aumentará su productividad. Los estudiantes necesitan crear las condiciones óptimas para estudiar y por ello es importante que tengan un lugar en el que les resulte cómodo trabajar. 

 

Según los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los niños y niñas españoles dedican una media de 6 horas a la semana a estudiar en casa. Los padres deben inculcar a los estudiantes el hábito de realizar sus tareas siempre en el mismo lugar, lejos de distracciones, con un escritorio y sillas adecuados, y bien iluminado y ventilado. 

 

Un estudio titulado “El impacto de la luz natural en el rendimiento escolar de las aulas europeas”, desarrollado por la UPMC (Université Pierre et Marie Curie), el INSERM (Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia), y VELUX, compañía de diseño de ventanas de cubierta inclinada, ha encontrado una relación directa entre el área que ocupa las ventanas, la superficie de las aulas y los resultados académicos de los alumnos, concluyendo que los alumnos que trabajan en aulas con ventanas más grandes podían mejorar hasta un 15 % sus calificaciones.

Para que tu hijo se encuentre en un lugar de estudio adecuado no debe faltarle:

 

1. Archivadores para los apuntes.

 

2. Libros de consulta y manualidades.

 

3. Un calendario de pared.

 

4. Arítulos de escritorio: lápices, bolígrafos, rotuladores para subrayar, una regla, etc. 

 

5. Una agenda: en ella podrá apuntar su próxima entrega de un trabajo o el siguiente exámen y aprenderá a organizarse mejor. 

 

6. Un ordenador, portátil o sus libros de texto. 

 

7. Un lápiz de memoria.

 

8. Una silla cómoda con respaldo para evitar problemas de espalda. 

 

9. Una impresora.

 

10. Luz natural y ventilación adecuadas en el cuarto. Un lugar bien ventilado e iluminado aumentan la energía vital y resistencia física de nuestro hijo, mejoran su capacidad de atención, reducen la fatiga, aumentan la calidad del sueño y mejoran las condiciones de salud reduciendo las enfermedades.

 

11. Estanterías: no todos pueden tener el escritorio que desearían, pero al menos sería recomendable que contaran con su propia estantería o un lugar donde guardar sus cosas. Es aconsejable insistirles en que lo mantengan ordenado para que siempre encuentren lo que quieren rápida y fácilmente. 

 

Macarena

Macarena Orte

Continúa leyendo