Demasiadas grasas en la alimentación de los niños españoles

El exceso de grasa y de proteínas y la falta de hidratos de carbono son protagonistas de la dieta desiquilibrada de los niños en España.

Una dieta equilibrada es esencial para el crecimiento y desarrollo adecuado de nuestros hijos. Enseñar a los niños a comer es fundamental para que adquieran buenos hábitos alimenticios para toda la vida, y también para cubrir todas sus necesidades nutricionales. Por eso los resultados obtenidos del estudio ANIBES 'Ingesta, perfil y fuentes de energía en la población española' sobre la alimentación infantil en España son preocupantes, al reflejar un claro desequilibrio en la forma de comer de los niños.

 

Menos hidratos de carbono

 

Los carbohidratos son el pilar fundamental de la alimentación, también para los más pequeños. Deberían corresponder a un rango entre el 45% y el 60% total de las calorías que se ingieren a lo largo del día. A pesar de las recomendaciones, de las 1960 calorías (de media) que toman al día los niños españoles, solo el 43,8% proceden de los hidratos de carbono.

 

Pan y bollería

A pesar de que el pan es el alimento más consumido a lo largo de la jornada, no se consigue alcanzar las cantidades diarias recomendadas de carbohidratos. El segundo producto más consumido por los más pequeños es la bollería y pastelería.

Exceso de grasas y proteínas

 

Mientras que los niños españoles no alcanzan la cantidad necesaria de hidratos de carbono, sí que superan las cifras diarias recomendadas en grasa y proteína. El exceso en su dieta de productos con grasas como la bollería industrial, los alimentos precocinados o los fritos suponen un 38,9% diario en el aporte energético, dato que debería alcanzar como máximo el 35%.

 

16% de proteínas

Por otro lado, el exceso de proteínas no es tan llamativo como el de las grasas. Los más pequeños ingieren un 16% de este nutriente, mientras que la cantidad recomendada es del 15%. Esta cifra se puede explicar por el nivel de consumo de carne, que alcanza el tercer puesto en la lista de alimentos más consumidos al día.

 

Sobrepeso y obesidad

 

En el estudio también aparece reflejado un dato alarmante: el 30% de la población infantil española sufre sobrepeso u obesidad. Una dieta desequilibrada, donde destaca el consumo diario de alimentos poco saludables, es el principal motivo del desarrollo de estas enfermedades, además de la falta de actividad física.

 

Aprender a comer

Es necesario que los niños aprendan a comer, porque si adquieren unos hábitos alimenticios perjudiciales, los mantendrán cuando sean adultos, incrementando el número de personas con problemas con obesidad y sobrepeso, enfermedades que generan otros problemas de salud como diabetes, patologías cardiovasculares... Es importante introducir en su dieta alimentos como frutas y verduras y cocinar a la plancha o al horno.

Continúa leyendo