Educación financiera para tus hijos

Desde HelpMyCash nos desvelan cómo enseñar a nuestros hijos la importancia de ahorrar y de administrar el dinero para el futuro.

Que los más pequeños tomen conciencia del ahorro a una edad temprana les ayudará en su futuro para saber cómo administrar su dinero. Las cuentas de ahorro son la mejor forma para que empiecen a gestionar sus propios ahorros y den los primeros pasos en el mundo de las finanzas. Desde HelpMyCash nos dan algunos consejos prácticos.

 

Fomenta el ahorro

 

La primera vez que nuestro hijo se plantee ahorrar para comprarse algo, o conseguir alguna meta, es fundamental que la experiencia sea positiva y vea recompensado su esfuerzo. Se trata de fomentar el hábito del ahorro.

 

Primero, la hucha

Los más pequeños necesitan comprobar físicamente cómo crecen sus ahorros y se acercan a su objetivo, por eso siempre su primera forma de ahorro suele ser una hucha que permite ver con sus propios ojos cómo el dinero va aumentando y, posteriormente, lo podremos depositar en una cuenta de ahorro infantil

 

Objetivos mayores

Conviene que los primeros objetivos sean fácilmente alcanzables en un máximo de dos o tres semanas. Luego, a medida que nuestro hijo crezca, podremos ayudarle a fijar plazos más largos de ahorro para poder llegar a metas más costosas.

¿Qué forma tiene una cuenta bancaria infantil?

 

Los bancos ofrecen cuentas para todos los perfiles de cliente. En el caso de las cuentas de ahorro infantil, nos permiten crear una hucha para nuestros hijos pensando en su futuro. Un ahorro que, además, proporciona ciertas ventajas.

 

Sin comisiones

Las cuentas infantiles son cuentas de ahorro como las corrientes, pero diseñadas para edades comprendidas, aproximadamente, entre los 0 y 14 años. La oferta de las entidades bancarias, en general, es muy parecida. No aplican comisiones por mantenimiento ni administración, las transferencias no tienen coste y se puede disponer del dinero en cualquier momento sin necesidad de asumir ninguna penalización. Es decir, permite una operativa bancaria sencilla y sin cargos.

 

Antes de firmar, lee con atención

No obstante, hay entidades que establecen ciertos límites, como que los padres estén también vinculados a la entidad. Por tanto, antes de firmar cualquier contrato es imprescindible leerlo íntegramente antes de tomar una decisión.

 

Regalos y promociones

También existe la posibilidad de conseguir cierta rentabilidad por los ahorros depositados, algo que hoy por hoy es una misión prácticamente imposible puesto que los tipos de interés en Europa se encuentran en mínimos históricos. En otras ocasiones encontramos promociones con regalos, sorteos o descuentos en actividades de ocio.

 

Un gran beneficio para tus hijos

 

Hay que tener claro que el fin último de una cuenta de ahorro infantil es enseñar a los más pequeños a ahorrar y la importancia de hacerlo. Fijar un objetivo, hacer algún sacrificio, ver cómo crecen los ahorros y llegar a la meta marcada es una experiencia muy beneficiosa para la autoestima de un niño. Además, es una excelente forma de aprender a priorizar, distinguiendo entre las cosas que realmente son importantes y aquellas de las que puede prescindir.

Continúa leyendo