El desayuno de tu hijo

La primera comida del día es una de las más importantes, pero no siempre recibe la atención que merece. Préstale más atención al desayuno de tu hijo.

La primera comida del día es una de las más importantes, pero no siempre recibe la atención que merece. Préstale más atención al desayuno de tu hijo.

 

Pese a que aporta el 20% de la energía necesaria para hacer frente a la jornada matinal, el 12% de los niños españoles no desayuna habitualmente y solo un 30% lo hace de manera correcta.

 

El principal problema suelen ser las prisas para no llegar tarde al colegio. Por eso se recomienda dejar preparado todo lo que se pueda la noche anterior para tener más tiempo, y emplear al menos 15 minutos en desayunar sin prisa.

Un buen desayuno ha de incorporar:

 

Frutas (aportan hidratos de carbono, agua, vitaminas, minerales y fibra).

 

Productos lácteos (contienen proteínas de calidad, calcio, vitaminas A y D, y del grupo B, principalmente riboflavina o B2).

 

Cereales (proporcionan hidratos de carbono que dan energía, vitaminas y minerales; si son integrales aportan, además, fibra).

 

Es decir, tiene que contar con suficientes nutrientes y aportes de energía. En la etapa de crecimiento, el desayuno es aún más importante, ya que evita el cansancio de media mañana y asegura una buena forma para mejorar la atención, la memoria y la eficacia en clase.

Continúa leyendo