El mejor deporte para los niños

Sea cual sea el deporte que practique tu hijo, debe ser como un juego para él. Se deben tener en cuenta sus gustos, posibilidades y sus limitaciones.

Sea cual sea el deporte que esté realizando tu hijo, es importante que sea como un juego para él. Se deben tener en cuenta sus gustos, pero también sus posibilidades y sus limitaciones.

 

Las ventajas de practicar deporte en la infancia son numerosas:

- Favorece el desarrollo corporal y social del niño.


- Canaliza su vitalidad.


- Previene enfermedades.


- Estimula la constancia y la autodisciplina.

 

Sin embargo, no se puede optar por cualquiera.

 

¿Cómo orientarlo?

- A la hora de orientar al niño hacia una actividad deportiva, los padres deben tener en cuenta las posibilidades de cada uno y las limitaciones propias de cada edad.

 

- Es él quien debe elegir; los adultos no deben imponerle sus preferencias.

 

- La labor de los padres tiene que consistir en proporcionar a sus hijos un aprendizaje dirigido por personas cualificadas y con los medios adecuados.

 

- El niño se sentirá más predispuesto a realizar ejercicio si ve que sus propios padres lo hacen. Puede ser bueno que el niño acompañe a los adultos a hacer ejercicio si es suave (jogging, natación).

Factores a tener en cuenta

- Un factor a tener en cuenta a la hora de elegir un deporte es el tiempo. Si se puede practicar al aire libre y en cualquier lugar, no habrá ningún problema. Sin embargo, si exige un desplazamiento, se debe sopesar el tiempo que ello implica y las facilidades existentes.

 

- Tanto la escasez como el exceso de ejercicio puede ser negativo; los entrenamientos deben ser adecuados para la edad del niño. Los especialistas coinciden en que los 5 años (cuando el aparato locomotor está en pleno desarrollo) es buena edad para la iniciación en deportes no violentos.

 

- Posiblemente en el colegio adquirirán experiencia en los deportes de competición y en el ejercicio reglamentado, pero tú debes intentar que tu hijo vea el deporte más como diversión que como competición.

Los 8 deportes más practicados. Ventajas e inconvenientes

 

Natación

- Es bueno para la columna, la respiración y el sistema cardiocirculatorio.


- Puede producir calambres, conjuntivitis y dermatitis por hongos y virus.

 

- El aprendizaje es rápido entre los 4 y los 6 años.

 

- No se puede dejar a los niños solos.

 

Judo

- Le aporta al niño dominio y confianza en sí mismo. También elasticidad, fuerza muscular y reflejos.

 

- No es bueno para niños con escoliosis o problemas de crecimiento.

 

- Puede empezarse sobre los 5 años.

 

- Hay que usar equipo y material adecuado.

Tenis

- Activa la circulación sanguínea y el corazón. Aporta coordinación y elasticidad.

 

- Puede haber riesgo de fracturas y esguinces, sobre todo en jugadores que no estén entrenados.

 

- Se puede practicar desde los 5 años.

 

- Son indispensables los ejercicios de calentamiento.

 

Fútbol

- Potencia la musculatura y el sistema cardiocirculatorio. También favorece la sociabilidad.

 

- Puede haber riesgo de fracturas, contusiones, torceduras y desgarros musculares.

 

- Puede empezarse antes, pero como deporte se aconseja desde los 8 años.

 

Baloncesto

- Aporta destreza, movimientos armónicos, coordinación, habilidad y cooperación.

 

- Pese a que los riesgos son mínimos, puede haber lesiones de tobillos, dedos y rodillas.

 

- Hasta los 8 años los niños no tienen la coordinación y la fuerza motriz necesarias.

Patinaje

- Aporta equilibrio, armonía corporal y potenciación de los músculos de las piernas.

 

- Son frecuentes las fracturas, luxaciones y la fatiga si se hace mal.

 

- Pueden ponerse patines desde los 4 años.

 

- Los niños deben aprender a caer.

 

Gimnasia

- Aporta fuerza, elasticidad, movilidad, musculatura. Previene problemas de espalda.

 

- Un entrenamiento demasiado intenso puede crear problemas de crecimiento.

 

- A partir de los 11 años se puede iniciar en gimnasia deportiva y aparatos.

 

Ciclismo

- Estimula la función cardíaca y respiratoria, refuerza articulaciones y músculos.

 

- Hay riesgo de desgarros musculares, sobre todo en las caídas de principiantes.

 

- Pueden empezar con cuatro ruedas y quedarse en dos a partir de los 6 años.

Continúa leyendo