¿Es bueno que coman en el cole?

Algunos padres se preguntan si la comida que le dan a sus hijos en el colegio es tan saludable como la de casa. Resolvemos tus dudas y te expliamos los beneficios de que los niños se queden a comedor. 

¿Se comerá todo en el colegio? ¿La calidad de los alimentos en los comedores escolares es buena? ¿Cómo sé que controlan la tabla de nutrición que mi hijo necesita? Estas y otras cuestiones les asaltan a los padres cuando se plantean dejar a sus hijos a comer en el colegio.

 

La escritora Yolanda Sánez de Tejada nos explica en su libro Errores y horrores de una mamá primeriza los beneficios que ofrece el comedor escolar:

- Si tu hijo se queda en el comedor escolar, se acostumbrará a comer todo mucho antes que en su propia casa.

 

- Todos los cáterings de los comedores escolares están controlados por el Ministerio de Sanidad, por lo que deben cumplir unos requisitos sobre las necesidades energéticas diarias de un niño, así como incluir nutrientes sin sobrepasar los límites de aceites y material grasas.

 

- Comer es un hábito social, por lo que si tu hijo está bien alimentado y, además se relaciona con sus compañeros, está adquiriendo un buen hábito de alimentación.

 

- Los niños hacen lo que ven. Si los demás comen, incluso alimentos que a él no le gustan, acabará probándolos.

 

- La diversidad de alimentos estimula el apetito y, teniendo en cuenta que los menús escolares son muy variados, esta diversidad resulta muy beneficiosa para tu hijo.

 

- Valorar la dieta equilibrada: al inculcarle a tu hijo la importancia de una dieta equilibrada, le estás enseñando que comer bien es fundamental para tener un peso correcto y prevenir futuras enfermedades. 

Macarena

Macarena Orte

Continúa leyendo