Libros que no pueden faltar en una biblioteca infantil

Hay joyas de la literatura especialmente dedicadas a los niños pero, no por ello, de menos calidad e importancia. Son libros esenciales para una biblioteca infantil.

Hay joyas de la literatura especialmente dedicadas a los niños, pero no por ello de menos calidad e importancia. Son libros esenciales para una biblioteca infantil, historias que han leído los más pequeños a lo largo de muchas generaciones y que han dejado una huella imborrable en sus mentes y en sus corazones. Si ya no eres tan pequeño y quieres pasar un buen rato hazte con ellos. Leer es vivir mil veces.

 

-Cuentos por teléfono de Gianni Rodari. Un clásico italiano. Rodari fue uno de los autores más innovadores de la literatura infantil. La originalidad es que un viajante, el señor Bianchi, cuenta cada noche por teléfono un cuento a su hijo, esté donde esté. Rodari contaba que los cuentos eran breves porque el teléfono era caro, y cuando eran un poco más largos era porque las ventas del señor Bianchi habían ido bien. Hay juegos de palabras, nombres inventados, onomatopeyas. Una delicia de libro que les encantará.

 

-Antología poética de Gloria Fuertes. Una obra ideal para introducir a los niños en el mundo de la poesía de la mano de una escritora genial, con chispa, con magia. Versos que gustarán a los niños por su imaginación, sus juegos de palabras, su humor. Todo es posible en sus poemas. Sus cuentos también son imprescindibles.

 

-Cuentos de Charles Perrault. “Caperucita Roja”, versionada mil y una veces, es obra suya. Este autor francés del siglo XVIII, es el creador también de “Barba Azul” y “La bella durmiente” o “El gato con botas”, historias que siempre acaban bien y donde triunfa la bondad y la justicia.

 

-Cuentos de los hermanos Grimm. “Hansel y Gretel”, “Las tres hilanderas”, “El sastrecillo valiente” o “Rapunzel” son algunas de las historias más clásicas que nos han contado o hemos visto en dibujos animados desde que éramos muy pequeños. Estos dos hermanos alemanes recogieron a principios  del siglo XIX historias y leyendas del folklore europeo. Relatos llenos de intriga, romanticismo y los sentimientos más comunes al género humano: envidia, celos, amor, odio… 

-Los cuentos de así fue, de Rudyard Kipling. El autor indio recogió tradiciones orales que son el origen de estos cuentos que contaba a su hija pequeña y a su sobrino. Intenta responder a la insaciable curiosidad infantil explicando cómo y por qué surgieron las cosas: así fue cómo consiguió sus manchas el leopardo, así fue cómo consiguió el camello su joroba... Respuestas para niños con inquietudes.  

 

-Las mil y una noches. Se trata de una recopilación de cuentos orientales narrados por Sherezade. La joven, para no ser asesinada por el sultán, le cuenta cada noche una historia cuyo final no desvela para poder vivir un día más. Así consigue sobrevivir mil y una noches y se convierte en reina. “Aladino”o “Simbad el marino” pertenecen a este mágico relato que nos trae todo el misterio y el encanto de Oriente.

Continúa leyendo