Los mejores cuentos clásicos infantiles

Descubre cinco libros infantiles de lo más recomendable para los más pequeños.

Los libros son una de las mejores herramientas para que los más pequeños desarrollen su imaginación, sus habilidades sociales y su potencial artístico y creativo. Los cuentos siempre nos acompañan y, sobre todo, en la infancia, se convierten en un vehículo para acercarnos a la fantasía más pura. Las fábulas y moralejas que albergan las historias infantiles ayudan a que los niños potencien sus valores. Una frase, una imagen… aquellos cuentos que nos marcan en nuestra infancia se quedan, por siempre, en un rincón de nuestro interior.

 

1. El libro de la selva (1894) 

 

Escrito por el autor británico Rudyard Kipling, es esta una historia sencilla pero, a la vez, muy intensa en su argumento. Se trata de una colección de historias que tienen como leitmotiv las aventuras de un niño que nació en la selva y fue criado por lobos. El joven protagonista tendrá que sobreponerse a los peligros de la jungla y convivir con los animales como uno más de ellos. El libro de la selva es un clásico que desde ha siempre ha ocupado las estanterías de miles de niños y de adultos. Trasmite valores de solidaridad, compañerismo y amistad.

 

2. El principito (1943)

 

El autor francés Antoine de Saint-Exupery escribió esta emotiva fábula que sobrecoge y toca el alma tanto de los más pequeños como de los adultos. El principito cuenta la historia de un piloto que, perdido en el árido desierto se encuentra con un peculiar personaje,un pequeño príncipe procedente de otra galaxia. Juntos comenzarán un diálogo donde se cuestiona el sentido de la vida, los sentimientos y los valores que más deben primar en la sociedad actual. Uno debe leer esta historia cuando es niño, para volver a retomarla siendo adulto y ver como varía nuestras percepciones cotidianas en un mundo en el que "lo esencial, es invisible a los ojos".

3. La Cenicienta (tradición oral)

 

Este cuento de hadas es un must en la literatura infantil de todos los tiempos. Es esta una historia que se ha trasmitido de forma oral desde tiempos remotos, pero, fue más conocida en occidente a través del autor francés Charles Perrault, escritor de fábulas infantiles, y por los célebres Hermanos Grimm. La Cenicienta ha sido, como otras muchas fábulas de estos autores, llevada a la gran pantalla. Valores como la esperanza y la lucha ante situaciones adversas, así como la amistad y la necesidad de disfrutar de las pequeñas alegrías cotidianas, harán de este cuento, las delicias de los más pequeños.

 

4. Momo (1973)

 

Escrita por Michael Ende, fue publicada en el año 1973. Momo es una niña que  vive en las ruinas de un anfiteatro y que tiene como don más preciado el hecho de saber escuchar. Esta historia no solo es apta para niños sino que también es muy instructiva para adolescentes. Lo que más nos enseña Momo, tanto a niños como a adultos es a saber disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, saber observar y escuchar así como mantener una actitud empática ante la vida. El tiempo y el uso que los adultos hacen de él es una de las críticas que con más hincapié se hacen en el libro.

 

5. La liebre y la tortuga (1668)

 

Es esta una historia de una gran tradición oral. Fue atribuida a Esopo y posteriormente escrita por Jean de la Fontaine o Felix Maria Samaniego. En esta historia, una liebre y una tortuga se retan a una carrera donde la arrogancia de la liebre, que cuando está muy avanzada decide sentarse y descansar tranquila para acabar, finalmente dormida, hace que la inocente y leal tortuga gane, contra todo pronóstico.

Continúa leyendo