Los mejores restaurantes madrileños para ir con niños

Te proponemos una lista de los mejores restaurantes para ir con los más pequeños.

Muchas veces, elegir el sitio adecuado para comer o cenar con niños puede convertirse en una odisea. Por ello, es conveniente investigar y hacer una lista de todos los lugares con encanto para ir con los más pequeños. Madrid, como ciudad que ofrece una infinidad de ofertas en el ámbito cultural, tiene una infinidad de restaurantes donde disfrutar en familia. Te proponemos nuestra particular lista.

1. El Jardín Secreto

 

Uno de los lugares con más magia de Madrid. Su interior, decorado a modo de jardín mágico, sorprenderá tanto a niños como a padres. Situado muy cerca de Plaza España, este restaurante te llevará a un mundo mágico, donde abundan unicornios, luces y todos los objetos propios de un verdadero mundo de fantasía. Flores, luces y troncos te acompañarán mientras disfrutas de excelente menús dónde destacan los fabulosos postres. Ideal para ir en familia.


2. El Latigazo

 

Destacan sus incondicionales Weekends Familiares, donde abundan diversas actividades para disfrutar en compañía de los niños. Juegos, castillos hinchables, globoflexia o monitores que pintan la cara, harán las delicias de los más pequeños. Tiene además un espacio grande para celebrar un cumpleaños u otros eventos. Tres salones componen el espacio de El latigazo: la Pinoteca, el salón Principal y la sala White. Su confortable terraza lo hace ideal para disfrutar en esta época estival.

3. Harina

 

Esta cadena ya emblemática en Madrid, es ideal para disfrutar de una buena merienda con los niños. Cookies, pizzas o zumos naturales, la oferta es muy amplia y los elementos son de una calidad óptima. Hay fruta, productos biológicos así como ricas mermeladas o snacks salados. Las tartas, hechas con productos artesanales y de gran calidad son un must a probar para niños y adultos. 

 

4. Heladería Palazzo

 

Esta famosa heladería lleva tiempo animando tanto el invierno como el verano. Sus helados son unos de los más deliciosos de la capital y su ambiente está repleto de familias y niños. Situado en la Calle Bailén, muy cerca del Palacio Real, esta heladería será un plan excepcional para disfrutar tras un paseo por Madrid.

Continúa leyendo