Millennials y Generación Z. ¿Son ellos nuestro futuro?

Dos generaciones muy distintas que conviven en una sociedad tecnológica que se está reinventando constantemente.

Muchas de nosotras nos preguntamos cuáles son las diferencias que existen entre los conocidos millennials y la Generación Z. Los nuevos jóvenes llegan con objetos tecnológicos bajo el brazo y muchas ganas de medirse a sí mismos, pero ¿realmente son ellos nuestro futuro?

Los millennials, nacidos entre 1981 y 1994, son la primera generación que creció considerando Internet parte de sus vidas. Se vivían buenos momentos económicos, la tecnología estaba creciendo y se necesitaban personas proactivas, ambiciosas y con ganas de hacerse valer en un mundo cada vez más competitivo.

Por contraposición, la Generación Z es la compuesta por aquellos que nacieron entre 1995 y 2010 y que han vivido el estallido de la crisis económica y tecnológica. Esto ha conllevado que, sin quererlo, se hayan visto expuestos a una sociedad 2.0, que pretende adaptar a los conocimientos tradicionales a necesidades cada vez más nuevas.

Sus diferencias están muy claras. Mientras que los millennials son una generación mucho más preparada para el mundo laboral, la Generación Z está más capacitada para los cambios tecnológicos que se puedan producir.

Mientras que los primeros son más responsables y aptos para realizar multitareas, la Generación Z es mucho más creativa y autodidacta, capaz de centrarse en proyectos vocacionales y dejar a un lado el estrés que sufren millennials por querer abarcar más cantidad de trabajo de la que muchas veces pueden realizar.

Y es que son estos últimos, los millennials, la generación que considera que la productividad en el trabajo se mide por la cantidad de proyectos acabados y no tanto por las horas que se invierten en ellos.

Dos modos distintos de ver el mundo con la tecnología como punto en común. Y es que los millennials y la Generación Z se están consolidando como dos modos diferentes de proyectarse hacia un futuro cada vez más cercano.

Continúa leyendo