¿Niños con Depresión Facebook?

Según un reciente estudio sobre el impacto de las redes sociales en jóvenes  y niños de  la Academia Americana de Pediatría (AAP), publicado en la revista Pediatrics, el uso de estas redes se ha convertido en un indicador a la hora de valorar su salud. Según el documento, los expertos consideran que se debería incluir en el historial médico datos relativos al uso de Facebook y otras redes  con el objeto de diagnosticar y de prevenir una posible depresión infantil. Y es que “según encuestas recientes la mitad de los adolescentes acceden a su red social favorita más de una vez al día, y hasta un 22 %  llegan a abrir la página más de una decena de veces diarias”. Por lo tanto,  una gran parte del desarrollo emocional y social de esta generación se está produciendo en Internet y en estas plataformas, con lo que éstas son un referente de su salud mental y social.
¿Existe la depresión Facebook? En el estudio la AAP habla de 'depresión Facebook', y sostiene que los niños afectados  están en riesgo de sufrir aislamiento social o poca autoestima, y es más: sostienen que pasar mucho tiempo en las redes sociales deprime por sí mismo. Las páginas de Facebook pueden hacer que los chicos se sientan peor si éstos creen que no están a la altura de sus amigos (número de visitas, mensajes actualizados y fotos de personas felices que, en apariencia, lo pasan mejor que ellos). Y, en una sociedad en la que las redes sociales tienen cada vez más impacto, esto podría ser más doloroso que lo que les ocurre en la vida real y les hace sentirse mal, según los autores: “Facebook provee una visión distorsionada de lo que en verdad está ocurriendo y una atmósfera de competitividad social".
Una opinión similar  es la del doctor Jesús J. de la Gándara, jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital General Yagüe de Burgos: "Muchos jóvenes usan y abusan de las redes sociales; en ellas desarrollan buena parte de sus vidas y personalidades (se relacionan, enamoran, hacen amigos, crecen personal y socialmente...). Pero también puede ocurrir que pierdan amistades y vínculos, sufran críticas, acoso, ninguneo... Si uno vive mucho en la red y poco fuera, se expone a lo bueno y malo de las redes sociales. Para los adolescentes, la aceptación social, la pertenencia al grupo, que le sotroga la Red es muy valiosa y su pérdida pued resultar muy dolorosa.
Se trata de nuevas formas de estrés relacional que, en el fondo, son las mismas que en las relaciones 'fuera de línea', pero la inmediatez e intensidad de los sucesos online las hace especialmente agresivas, violentas y di´ficiles de tolerar".
¿Coinciden todos los expertos sobre los efectos negativos de la red social? Pues no. Megan Moreno, experta en medicina adolescente  de la Universidad de Wisconsin (EE UU), ha asegurado en declaraciones a Associated Press que la utilización de "Facebook puede mejorar la percepción de la conexión social entre los jóvenes equilibrados y tener el efecto contrario entre aquellos propensos a la depresión".
Y a tu hijo, ¿cuánto tiempo pasa en las redes sociales?

Continúa leyendo