¿Por qué cada vez más mujeres deciden no ser madres?

En los últimos años el número de mujeres que no quieren tener hijos ha aumentado. Nuestra experta nos desvela cuáles son las principales razones.

Ser madre

La sociedad y la cultura han transmitido un modelo de vida centrado en tener una pareja del sexo contrario, formar una relación, casarse y tener hijos. Estas eran las expectativas de vida hasta hace algunos años.  Sin embargo, han cambiado. Hoy en día algunas mujeres anteponen su carrera profesional, su propio estilo de vida, su economía y otros factores a la decisión de ser madres. ¿Cuáles son los motivos principales por los que lo hacen? Los enumeramos.

 

Puedes decidir

 

Lleva su tiempo decidir qué queremos hacer con nuestra vida. A los 20 años muchas no sabemos si los estudios que hemos elegido, o el trabajo en el que estamos, tendrán una estabilidad futura. A los 25, tu familia empieza a preguntarse por qué no les has presentado a ningún hombre varonil, que les convenza a todos para llevarte ante el altar. A los 30… A los 30 ya te empiezan a decir que “se te va a pasar el arroz”... igual eso no es importante para todas las mujeres.

Trabajo y dinero

 

La imposibilidad de tener un trabajo estable, sumado a la mediocridad de los sueldos, hace que a algunas mujeres no se les pase por la cabeza nada más que cómo pagar el alquiler del próximo mes.

 

Falta de tiempo

 

Con los ritmos diarios puede que apenas cuentes con unas horas libres. Trabajo de 8 horas al día, gimnasio, clase de yoga, quedar con amigas, ir de viaje… si es así como te gusta disfrutar de tu tiempo y no deseas cambiar tu organización, ¿qué lugar ocupa la llegada de un niño? Tener un hijo supone noches sin dormir, madrugones, cambiar pañales, limitar la vida social... un esfuerzo que algunas mujeres no están dispuestas a hacer.

Responsabilidad

 

El hecho de vivir sola, de forma independiente o en pareja, ya ha sido un gran paso. A día de hoy, la mayoría contamos con una serie de responsabilidades, tanto personales como laborales y para muchas mujeres no existe posibilidad de otra más. 

 

No quieres

 

Esta afirmación es la más complicada de entender. Cuando dejas una relación, un trabajo, una amistad… ¿por qué siempre tiene que haber un motivo? Simplemente puede no apetecerte, no quererlo más, no aportarte ningún valor y por eso decides que no quieres que forme parte de tu vida. Puede que, simplemente, una mujer no quiera tener hijos. La decisión de tener o no tener hijos depende de cada una. Nadie es mejor que nadie.

 

Puedes leer más de @Raquel_Grana en comofuncionaque.com

CONTINÚA LEYENDO