Patrocinado

Protección y alivio frente a la gripe en los más pequeños

El pediatra Jorge Manresa destaca que los medicamentos homeopáticos no solo acortan la duración e intensidad de los síntomas sino que también pueden ser de utilidad para prevenir las infecciones víricas y en particular la gripe.

Gripe

Nos adentramos ya en el otoño, los días se hacen más cortos y llegan las lluvias y el frío. El otoño es también la estación de los primeros procesos gripales y las guarderías y colegios son un excelente caldo de cultivo para su transmisión entre los más pequeños. Un niño con gripe que entra en contacto con un niño sano o un adulto, tiene hasta un 60% de probabilidades de transmitirle el virus, Precisamente por eso es tan importante extremar las medidas de prevención durante el periodo de exposición al virus. Algunas estimaciones apuntan que gran parte de las transmisiones se registran incluso 24 horas antes de que los peques presenten sus primeros síntomas y pueden producirse hasta 14 días.

La gripe es una enfermedad infectocontagiosa muy común que, durante las temporadas epidémicas, puede llegar a afectar a entre el 10 % y el 40 % de los niños sanos, según un informe de la Asociación Española de Pediatría. Esta patología se caracterizada por presentar síntomas como tos frecuente, fiebre, dolor de cabeza y garganta y mucosidad abundante y, en el caso de los más pequeños, tiende a ser confundida en sus estadios iniciales con el virus respiratorio sincitial (VRS), responsable de las bronquiolitis, con el que comparte buena parte de sus manifestaciones clínicas entre los más pequeños.

Medicamentos seguros y eficaces

La gran capacidad de mutación del virus de la gripe hace que el tratamiento farmacológico tanto preventivo como curativo para esta patología no sea sencillo y menos aún en niños, que pueden experimentar diversas complicaciones como las gastroenteritis o las otitis. En el caso de la población infantil, los medicamentos homeopáticos son especialmente una buena opción tanto para prevenir la aparición de la gripe como para aliviar sus síntomas. Y lo son por varias razones. Los medicamentos homeopáticos son seguros a cualquier edad, son eficaces y no presentan interacción con otros medicamentos. Además, en caso de aparecer efectos secundarios, son leves y/o transitorios.

El doctor Jorge Manresa, pediatra y experto universitario en homeopatía, subraya que los medicamentos homeopáticos constituyen un recurso efectivo de primera intención tanto para el tratamiento del cuadro gripal en sí mismo como para prevenir la aparición de esta patología.

El doctor Manresa, con más de 25 años de experiencia con este método terapéutico, añade que los medicamentos homeopáticos aportan una ventaja añadida y es su alta especificidad. “Los tratamientos convencionales abordan en general el cuadro gripal de forma sintomática en exclusiva, mientras en homeopatía podemos encontrar medicamentos específicos para el tratamiento en tres vertientes, de los síntomas, acortando su duración y limitando su intensidad, de la causa y de la prevención de esta patología”, comenta.

La prevención, principal arma para evitar la propagación

En este contexto, el doctor Manresa destaca que es importante incidir en el carácter preventivo de los medicamentos homeopáticos ya que el virus circula durante la temporada de frío, en la que es más común permanecer en espacios cerrados conviviendo con otras personas que hayan podido estar en contacto con el virus. Y en el caso más específico de familias con niños pequeños, que suelen ser los principales vectores de transmisión del virus, “la prevención se revela como la principal arma para combatir la gripe y evitar así la propagación dentro de los hogares donde hay niños afectados o en los centros escolares”.

Además de la utilización de medicamentos homeopáticos, es importante respetar ciertas medidas de protección personal[1] para frenar la propagación del virus. Si sigues estos sencillos consejos, la probabilidad de que enfermes o de que transmitas el virus se reduce de forma notable:

  • Lávate las manos con agua y jabón frecuentemente y sécatelas bien.
  • Mantén una buena higiene respiratoria, cubriéndote la boca y la nariz al toser o estornudar con pañuelos y desechándolos correctamente.
  • Autoaíslate rápidamente en caso de malestar, fiebre u otros síntomas gripales.
  • Evita el contacto con personas enfermas.
  • Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca.

Si pese a extremar las medidas de prevención, aparecen los primeros síntomas de fatiga, debilidad o tos en tus niños, el doctor Manresa señala que “los medicamentos homeopáticos también pueden ayudarnos a sobrellevar mejor los trastornos residuales de la gripe”. Eso sí, evita la automedicación y acude a tu médico pediatra. Será él quien mejor pueda pautar la medicación que necesitan tus hijos.

CONTINÚA LEYENDO