Separación: evita que afecte a vuestro hijo

Seguro que ambos lo amáis con todo vuestro corazón. Por eso tenéis que ayudarle a que se sienta igual de querido que antes de la separación. Tomad nota.

Seguro que ambos lo amáis con todo vuestro corazón. Por eso tenéis que ayudarle a que se sienta igual de querido que antes de la separación. Tomad nota.

 

"Nadie nos ha enseñado a ser padres.  Menos aún padres separados. Ese manual no existe", explica Sònia Ferrer, lifecoaching y experta en PNL, de Barcelona. Sabemos que debemos escuchar y mostrarle amor; la importancia de marcar hábitos; de darles ejemplo... Y eso no cambia estemos casados o separados. Pero ¿cuántas veces la relación con nuestro ex no termina afectándoles? ¿Cómo podemos evitarlo?

 

Explicadle la separación

"Según los expertos hay que decir la verdad, incluso hablar los dos a la vez con él, dándole respuestas sencillas y claras, adaptadas a su edad, sobre la separación", dice la coach. Dejarle claro que, aunque sus padres vivan en distintas casas y estén separados, lo más importante es él y que el amor, el cuidado y la protección no cambiarán. Pero, evidentemente, no sólo hay que decirlo: también evidenciárselo con nuestra dedicación y actitud. "Hay que acentuar lo positivo en cada respuesta que se le dé. Así se sentirá seguro y confiado ante la nueva situación. Funciona poder comparar con ejemplos cercanos de seres muy queridos que no viven en nuestra casa, como los abuelos o la tía... "que nos quieren mucho, pero no viven aquí".

Qué no debéis hacer

"Sobre todo es muy importante mantener el respeto entre ambos por su bien". Sigue estas pautas de la experta:


- No criticar al otro delante de él.


- No tratar de ponerlo en contra de él.


- Nunca utilizarlo como 'mensajero' entre ambos'. Son los padres los que deben hacerse cargo de la comunicación entre ambos, no los hijos.


- Evitar hacer comentarios que favorezcan el sentimiento de abandono, del tipo 'tu padre, que no se ocupa de ti...', 'tu madre, que ha roto la familia'.


- No permitir que otras personas hablen mal delante de él del otro.

Continúa leyendo