¡Súmate al reto de la educación infantil!

Decía Nelson Mandela que la educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo.

"La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo" (Nelson Mandela), por eso hoy en día, muchas organizaciones benéficas trabajan sin descanso para que el número de niños escolarizados en países pobres o en guerra no solo no descienda, sino que aumente cada año. Te contamos cómo trabajan algunas de estas organizaciones y cómo puedes ayudar.

Asociación Mayas

Su meta: que ningún niño de Nicaragua y Bolivia se quede fuera del aula. Con una aportación de 18 euros al mes, puedes ayudar a becar a un niño de estos países. En Maestros y Alumnos Solidarios (MAYAS) trabajan cuatro organizaciones y casas de acogida locales a través de las cuales conceden becas escolares a niños huérfanos o de familias de muy escasos recursos. Esta ONG costea la matrícula del colegio, el material escolar, la alimentación y el transporte del niño. En 2015 financiaron la educación de 93 niños y adolescentes entre los 3 y 19 años.

Si quieres apadrinar a un niño pincha aquí

UNICEF

Ayudan en la escolarización de niños en muchas partes del planeta. Actualmente han lanzado una campaña para alertar de la situación que viven los pequeños nigerianos. El conflicto en este país ha dejado a más de un millón de niños fuera de la escuela. 

 

En otras zonas, la inseguridad, el miedo a la violencia y los ataques impiden a muchos profesores la reanudación de las clases, y disuaden a los padres de enviar a sus hijos a la escuela. Solo en Nigeria unos 600 profesores han sido asesinados desde el levantamiento de Boko Haram.



“El reto que afrontamos es mantener a los niños seguros sin interrumpir su escolarización”, declara Manuel Fontaine, director regional de UNICEF en África Occidental y Central. “Las escuelas han sido objetivo de los ataques, y los niños tienen miedo de volver a las aulas. Cuanto más tiempo pasan fuera de la escuela, mayor es el riesgo de que sufran abusos, secuestros o reclutamiento por parte de grupos armados”.



Junto con los gobiernos, ONG y otros aliados, UNICEF ha establecido espacios temporales de aprendizaje y ha renovado y ampliado las escuelas. Esto ha beneficiado a 67.000 niños. Además UNICEF ha formado a profesores en apoyo psicosocial y ha proporcionado material escolar a más de 132.000 niños desarraigados a causa del conflicto, también en escuelas locales que acogen a estudiantes desplazados.

 

Si quieres ayudarles, puedes colaborar con UNICEF aquí.  

Fundación Khanimambo

Ir a la escuela es fundamental, pero ¿qué pasa cuando llegas a casa, tienes que hacer los deberes a la luz de una vela, tienes que ir a buscar agua a la fuente que está 30 minutos andando, cargar con bidones de 25 litros de agua, tienes que ayudar a tu madre en la huerta…? En Khanimambo se ocupan de estos problemas para que los niños de Mozambique se dediquen a estudiar. ¡Y a divertirse!

 

El trabajo infantil para sustentar la economía familiar es el principal motivo del absentismo escolar. También influye el elevado gasto económico familiar que supone que un niño estudie.

 

La principal función de la Escolinha de Khanimambo es apoyar la educación que reciben los niños en el colegio y dársela a aquellos que nunca la han tenido.

 

Actualmente cuentan con 4 aulas de Escolinha para que los niños puedan concentrarse. Los profesores de la Escolinha siguen estando en contacto directo con los profesores de los niños en el colegio público, para una mejor compenetración en el modelo de enseñanza y en la evolución de los alumnos.

 

En 2013 consiguieron que el 92% de los alumnos que pasaron por la Escolinha de Khanimambo pasaran curso en la escuela oficial. Todo un éxito teniendo en cuenta que seis años antes solo lo conseguían un 47%.

 

Puedes ayudar a Khanimambo aquí

Macarena

Macarena Orte

Continúa leyendo