Vídeo de la semana

¿Suspenderá por no ver bien?

Se estima que un 30 % de los fracasos escolares pueden ser debidos a problemas de la visión. Una detección precoz es clave para evitar el suspenso.

En España, el 20 % de los jóvenes entre 18 y 24 años ha abandonado prematuramente el sistema educativo sin haber terminado sus estudios de secundaria, según el último informe de la oficina estadística de la Unión Europea, Eurostat. De hecho, nuestro país es líder en fracaso escolar, duplicando la media comunitaria, que se sitúa en el 11 %.

 

¿Sabías que los problemas de visión pueden provocar que tu hijo rechace la lectura o las tareas escolares?  Se estima que el 30 % de los fracasos escolares se deben a problemas oculares.

 

Para evitar que tu hijo suspenda por no ver bien,  la Clínica Baviera ofrece una serie de consejos para que la visión no dificulte el rendimiento escolar de sus hijos.

Cuándo ir al oftalmólogo

La primera revisión se recomienda realizar en el primer año de vida e incluso desde el mismo momento del nacimiento, en el caso que el pediatra lo considere oportuno o si ha habido cualquier factor de riesgo como antecedentes familiares o prematuridad. Después de esta primera visita, se aconseja volver al oftalmólogo de manera periódica.

 

Durante la visita

Esta visita, que debe realizarse en los primeros meses de vida, debe hacerse siempre dilatando la pupila del bebé para poder tener un diagnóstico correcto de la existencia de múltiples patologías y de su estado refractivo, es decir, de la necesidad de utilizar gafas.

 

 

Cómo detectar si mi hijo ve mal

Estas circunstancias solamente se podrán conocer si se realizan controles periódicos, que deben realizarse desde su nacimiento para descartar cualquier patología.

 

No se debe esperar a los cuatro años, pues la prevención de los problemas visuales comienza desde los primeros meses de vida del pequeño. 

 

Hay ciertas actitudes que son indicativos de problemas visuales como acercarse al papel, frotarse los ojos, enrojecimiento ocular, guiñar los ojos o posiciones de tortícolis u observar al pequeño demasiado tranquilo (hay niños que no se mueven demasiado porque no ven bien a una cierta distancia y les da miedo alejarse).

 

Consecuencias de no tratarlo a tiempo

El desarrollo de un ojo vago o ambliopía,. Este problema debe tratarse lo antes posible, pues en edades posteriores es muy difícil su recuperación y en ocasiones, hasta imposible.

Macarena

Macarena Orte

Continúa leyendo