¿Tu hijo es muy inquieto? Prevén los accidentes domésticos

Claves para evitar que los niños sufran incidentes en casa.

Seguro que, como la mayoría de los niños, nuestros hijos son muy inquietos y tenemos que estar pendientes de lo que hacen en todo momento. Y es que hay que tener claro que cualquier descuido puede ser la causa de accidentes domésticos que pueden ser graves.

Los problemas más habituales a los que hacemos frente los padres son las caídas, quemaduras y heridas, además de intoxicaciones y descargas eléctricas. Y es que la curiosidad de nuestros pequeños puede salir muy cara. Varias investigaciones han concluido que son los niños menores de 4 años los que sufren en mayor medida estos accidentes, causados por situaciones que se pueden evitar fácilmente.

Así, tenemos que tener en cuenta unas sencillas claves para que nuestro hijo esté seguro y protegido. En primer lugar, hay que crear un espacio de juegos para los niños, lejos de terrazas con barandillas, puertas y ventanas. Así, evitaremos que su curiosidad acabe en una desgracia.

¿Tu hijo es muy inquieto? Prevén los accidentes domésticos
Gtres

También debemos evitar que tengan acceso a objetos cortantes, productos tóxicos, como detergentes, insecticidas y perfumes, y medicamentos, que pueden provocarles una intoxicación y heridas peligrosas. Por otro lado, debemos evitar que los niños sufran quemaduras, provocadas, por ejemplo, por la chimenea, los fuegos de la cocina o distintos productos inflamables que tengamos en casa.

Relacionado con esto están también las peligrosas descargas eléctricas que sufren muchos pequeños. Esto ocurre porque los enchufes y los aparatos eléctricos que tenemos en casa les llaman la atención. Por tanto, debemos poner protectores en las tomas de luz y no dejar encendidos la plancha o el radiador, que pueden dar calambres a los pequeños.

También tenemos que analizar los juguetes que les dejamos a nuestros hijos. Muchos de ellos están formados por piezas extremadamente pequeñas que pueden provocarles la asfixia, ya que su instinto hace que se las lleven a la boca.

Con estas sencillas claves evitaremos accidentes que pueden tener una consecuencia mayor para nuestros pequeños, que estarán seguros en casa.

También te puede interesar:

Continúa leyendo