¿Tus hijos son alérgicos al gluten?

No te pierdas esta receta de pizza sin gluten

Resulta complicado controlar la dieta de un niño con celiaquía (una enfermedad  en la que las vellosidades del intestino delgado se irritan al entrar en contacto con el gluten de los cereales). Por eso, aquí tienes algunos consejos para llevarlo mejor:

Explicarle qué le ocurre. Ocultar al niño su enfermedad o evitar tratar el tema dando por hecho que no lo va a comprender no le ayuda ni a comprender qué le ocurre ni a convivir con su enfermedad. La información debe darse lo antes posible y es responsabilidad de los padres facilitársela y hacerla comprensible para su edad.

Enseñarle a distinguir. Es importante mantener alimentos sin gluten en casa para enseñarle a conocer lo que puede y no puede comer. Es tan sencillo como preparar una lista de alimentos que puede consumir.

Separar los alimentos. Es importante colocar los alimentos con gluten en armarios diferentes a los que contienen  los productos sin gluten. Y explicarle dónde están.

Comer en familia. Conviene comer el mismo menú todos juntos siempre que sea posible, para que el niño no se siente excluido.

Cocinar con él. Involucrar al niño en la elaboración de su comida es una forma más de inculcarle qué puede comer y que no, y además lo encontrará divertido.

Informar a los demás. Es muy importante hacerlo. Hay que informar a toda la familia, a los amigos y los profesores de que el niño es celíaco para que comprendan de qué se trata y qué puede ocurrir cuando el niño no sigue una dieta libre de gluten.

Continúa leyendo