Vídeo de la semana

¡Vuelta a la rutina! Ayuda a tus hijos a superarla

Se acaban las vacaciones, volvemos a la rutina, atrás quedan los días de playa, montaña, diversión y descanso. Nos enfrentamos de nuevo a la monotonía, al colegio, al trabajo, a nuestras actividades cotidianas.

Se acaban las vacaciones, volvemos a la rutina, atrás quedan los días de playa, montaña, diversión y descanso. Nos enfrentamos de nuevo a la monotonía, al colegio, al trabajo, a nuestras actividades cotidianas.

 

Y es ahora, en este mes, cuando nos damos cuenta de todo lo que nos queda por delante. María Jesús García, especialista en psicología y crecimiento personal, y responsable del centro Conocerte de la localidad madrileña de San Agustín de Guadalix, comenta que “la manera más fácil de afrontar un nuevo curso es mirarlo en positivo. Tanto padres como hijos sentimos que será difícil afrontar nuevos retos, adaptarnos al día a día, a los cambios de horario. Todo ello puede causarnos lo que se llama ‘estrés postvacacional’. Pero si miramos la vida en positivo, observaremos que rápidamente nos habremos acostumbrado y sin darnos cuenta estaremos metidos de lleno en la vorágine de la rutina diaria”.

 

Pero ¿cómo podemos afrontar de manera positiva el cambio?

1.- Afrontarlo con total normalidad y estimular a los niños ante el inicio de un nuevo curso. Por ejemplo, podemos pasar una tarde divertida forrando los libros juntos, poniendo su nombre y apellidos y convertir una tarde cualquiera en un “taller de manualidades”, con una merienda especial.

 

2.- Transmitir a los hijos un enfoque positivo: el  reencuentro con los amigos, conocer nuevos profesores, aprender nuevas cosas,…

 

3.- Preparar algo nuevo, una agenda bonita, una nueva mochila, pinturas, libretas. Lo nuevo siempre atrae y ellos se sentirán más motivados si pueden elegir y estrenar algo nuevo.

 

4.- No hagamos comentarios negativos del tipo “qué horror, de vuelta al trabajo”, o “se acabaron las vacaciones, ahora a levantarse temprano”.  Cualquier comentario negativo  hará que nuestros  hijos vean un modelo negativo y lo imiten.

 

5.- Tampoco hagamos comentarios del tipo “qué ganas tengo de que empiecen el cole”, pues nuestros hijos vivirán la vuelta a la escuela como el lugar donde “mis padres me dejan para que no les moleste”.

6.- En la primera semana es importante dedicar a nuestros hijos un poco más de tiempo, para que nos cuenten sus emociones y experiencias, tranquilizarles ante cualquier preocupación.

 

7.- Es importante seguir disfrutando del tiempo libre, manteniendo aficiones. Todavía los primeros días de cole hace buen tiempo y podemos continuar ciertas actividades que realizábamos en vacaciones: piscina, tardes de paseo, montar en bici, jugar con los amigos, disfrutar de un aperitivo, mantener la vida social y familiar. Ello hará que sigamos disfrutando del “verano” y la rutina escolar sea más llevadera.

 

8.- No tener prisa el primer día, sino todo lo contrario, hacerlo con calma para no llegar con un nivel alto de estrés.

 

9.- Mantener una actitud serena frente a los hijos hará que los niños vean la vuelta al cole con más seguridad.

¿Y nosotros qué?

Luchar contra el estrés es a veces una dura batalla. Por ello, María Jesús García nos recomienda armarnos de paciencia y seguir estos consejos:

- Dedícate tiempo a ti mismo, aprovecha unos minutos al día (30 min., es suficiente) para hacer algo que te guste: leer, escuchar música, jugar con tus hijos, disfrutar al aire libre.

- Es importante mantener el orden y organizar el trabajo y nuestras actividades estableciendo horarios.

- Cuando no podemos con todo, priorizar. Comienza con las tareas más importantes y agradables.

- Dormir lo suficiente.

- Hacer ejercicio físico.

- Mantener la vida social y familiar.Con paciencia, serenidad y actitud positiva, sin darnos cuenta habremos finalizado una etapa que comenzamos con “horror”.

 

Continúa leyendo