Novedades

¿Sabes qué debes y qué no comer en el desayuno?

Por eso, es importante que nos alimentemos de la mejor forma posible y si además de querer obtener energía queremos mantener una dieta saludable, es recomendable dejar a un lado las ricas palmeras de chocolate o las galletas y apostar más por la fruta, la proteína y los alimentos naturales. De esta manera evitarás añadir a tu cuerpo unas grasas y un exceso de azúcar innecesario que no te aportarán nada más que michelines extra y cero energía.

Aprender a cambiar de hábito alimenticio es difícil pero si empiezas a hacerlo con un desayuno saludable, el resto del día te resultará más fácil llevar una alimentación sana. Verás cómo según va pasando el tiempo, no solo no echas en falta la bollería y el resto de dulces, sino que te gusta desayunar alimentos ricos en fibra. Además, notarás que al cambiar tu desayuno por uno más beneficioso comenzarás a establecerte en tu peso o incluso a bajarlo. ¿Por qué? Muy sencillo: si incluyes proteína en las comidas la sensación de tener el estómago lleno será mayor, por lo que te evitarás tener hambre durante la mañana y rechazarás el picoteo.

Es posible que esto no te convenza e incluso te suene mal, pero tomar alimentos con fibra no significa estar a dieta o que estos tengan un sabor repugnante. La clave está en saber cómo consumirlos, porque combinados con otros alimentos pueden estar muy ricos.

Así, te dejamos una lista con lo mejor y lo peor que puedes comer en el desayuno, para que tomes nota, te apliques el cuento y combines los más saludables a tu gusto para que desayunar no sea solo una obligación, sino también un rico y sano placer.