Revista Mía

Viajera precavida vale por dos

Si piensas que protegerte de cara a las vacaciones sólo es necesario cuando viajas a algún país exótico, te equivocas.

Si piensas que protegerte de cara a las vacaciones sólo es necesario cuando viajas a algún país exótico, te equivocas. Puedes (y debes) protegerte siempre, vayas donde vayas.
Es cierto, eso sí, que si tienes previsto viajar al extranjero, debes acudir a un Centro de Vacunación Internacional ocho semanas antes para minimizar riesgos, según recomiendan en la SEIMC (Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas). ¿No piensas salir de España? Pues también hay muchas cosas que debes hacer por tu salud.
Lo primero, “vacunarnos contra el tétanos y la hepatitis B si no tenemos estas vacunas”, señala el microbiólogo y portavoz de la SEIMC Jaime Esteban.
¿Pasas unos días en una comunidad autónoma diferente? Pues no olvides solicitar el traslado temporal de tu tarjeta sanitaria (en algunas CCAA se puede hacer por teléfono o web; en otras, tendrás que acudir a un centro de salud al llegar). Cuando tu destino está dentro de la Unión Europea hay que sacar la Tarjeta Sanitaria Europea (en www.seg-social.es, sin necesidad de certificado digital).
En EE UU y Canadá no hay apenas enfermedades infecciosas, pero si tienes cualquier problema puede salirte muy caro, así que no se te ocurra viajar sin seguro médico.
Si te planteas un viaje más exótico (y eso incluye Cancún, Egipto, Marruecos...), ve a un Centro de Vacunación Internacional y sigue sus consejos. “Entérate también de las coberturas del seguro de viaje, porque en zonas con enfermedades infecciosas endémicas conviene contar con protección para la hospitalización y el tratamiento”, señala Esteban. Y luego, ten en cuenta que hay países (Angola, Camerún, Guayana francesa...) donde no te dejarán entrar si no tienes un Certificado de Vacunación Internacional.

Cuidado con estos trastornos

Antes de cualquier remedio está la prevención. “Casi el 50% de los turistas sufren de diarrea”, explica. Trastornos fáciles de evitar si se es estricto con la alimentación: nada de hielo, ni de agua que no hayan abierto en tu presencia, ni de comida poco cocinada. Otra norma de la que no somos muy conscientes cuando vamos a países donde hay enfermedades transmitidas por mosquitos (malaria, dengue, fiebre amarilla...) es que la mejor prevención es evitar que nos piquen estos insectos, así que no escatimes dinero ni esfuerzos en repelentes, mosquitera y ropa que te cubra todo el cuerpo. Y no subestimes los riesgos porque, “aunque la incidencia de estas enfermedades  sea baja, muchas de ellas son muy peligrosas”, concluye Esteban.
Texto original: Toni A. Neila.
tracking