Revista Mía

Claves para afrontar las vacaciones si te acabas de separar

Afrontar unas vacaciones para ti puede ser la opción perfecta si te acabas de separar. Solo piensa en quererte, cuidarte y mimarte.

Te han dejado o has dejado. "No eres tu, soy yo". "Eres una persona estupenda pero mereces algo mejor"… Sea como sea, la situación es que vas a afrontar el verano sin pareja. Piénsalo en positivo, ¡qué gran oportunidad!

No juzgues tu situación por adelantado

No etiquetes el hecho de pasar las vacaciones sin pareja como fracaso, porque las estarás condicionando y, probablemente, sean un fracaso. De modo que mantén la mente positiva para que todo lo que suceda sea positivo.
Aprovecha este tiempo para estar contigo, que es con quien mantendrás la relación más duradera y significativa de tu vida.
No te cortes. Vete a dónde te apetezca. No eres una mujer sola, sino independiente, fuerte y madura, perfectamente capaz de hacer las cosas por ti misma.
El pasado no se puede resolver. Los hechos son los que son y no vale la pena que pierdas tiempo lamentándote por no haber actuado de otra forma. Asume lo sucedido agradeciendo el tiempo compartido y dejando que tus emociones fluyan. Si en algún momento sientes ganas de llorar, hazlo. Es normal sentirse triste tras una ruptura. Pero no te aferres al pasado. La tierra continúa girando y tú tienes que seguir en movimiento.
Principalmente porque tu vida no está deshecha, así que no hay nada que rehacer. Aprovecha este tiempo para quererte, mimarte y cuidarte.
Tu mente estará más positiva y despejada si dedicas un poco de tiempo a diario para hacer ejercicio moderado.
Cuando pensamos en positivo nuestras emociones son positivas, así que, cada vez que tengas un pensamiento negativo, intenta darle la vuelta. Siempre hay aspectos positivos en los que fijarse.

Agradece el sol, la playa, la piscina, la montaña, el café del desayuno… Las personas agradecidas son mucho más felices porque siempre están buscando cosas estupendas por las que dar las gracias.
Busca cinco minutos al día para relajarte y concentrarte únicamente en tu respiración. Eso te ayudará a estar en paz.
Si algo te preocupa, te duele o te molesta. Escríbelo. Acostúmbrate a utilizar la maravillosa tecnología del papel y el bolígrafo. Cómprate un cuaderno y escribe cada día cómo te sientes. Plasma en él tus preocupaciones, tus penas; las cosas nuevas que van sucediendo, los planes estupendos para cuando regreses de vacaciones. Escribir tus cosas te dará un poco de perspectiva y distancia emocional para superar los momentos complejos.

Por Arantza Pérez Mijares, psicóloga especializada en trastornos sexuales y de pareja, miembro de Doctoralia.
tracking