Revista Mía

¿Sales con un hombre narcisista?

Atenta a estas señales

Todas -o casi todas- conocemos el origen del narcisismo. Ese mito griego a través del cual Narciso, abrumado por su belleza acaba enamorándose de su propio reflejo y cayendo a un lago que termina siendo su propia tumba.
Narciso se amaba tanto sí mismo, que acabó olvidándose de poner los pies en la tierra y olvidando la delgada línea que existe entre la autoestima y la patología a la que dio lugar su nombre.
Tranquila, si tu chico es así Némesis no va a castigarle como a Narciso, sin embargo, reconocemos que lidiar con su comportamiento puede ser un poco tedioso.
Para ser narcisista no hace falta que se dé besos a sí mismo, ni que sea de esos de los que disfruta más mirándose a él que a ti cuando lo hacéis delante de un espejo -bueno, tal vez esto sí-, aunque puede que por ahí vayan un poco los tiros. Entonces, ¿cómo saber si tu pareja es un narcisista en toda regla?
Pues porque el mundo gira en torno a él. No existe nada más, lo sentimos, tú eres sólo un complemento. Este tipo de hombres te contará lo maravilloso que ha sido su día, la gente con la que ha conversado, los problemas que ha tenido, sin embargo, rara vez se preocupará por los tuyos y cuando se los cuentes, mostrará tan poca empatía que parecerá importarle nada y menos lo que le estés diciendo.
Él es el líder, él manda, él lo debe controlar todo; y no intentes cambiarlo, porque no lo soportan -aparte de que no lo hará-. Tampoco aceptará tus críticas y en vuestras discusiones, siempre acabará dándole la vuelta a la tortilla para quedar por encima y llevar razón.
Lidiar con este tipo de personas es algo complicado, sin embargo, si el amor pesa más en la balanza que estos ‘defectillos’ deberás armarte de paciencia y aprender a controlar sus arranques de vanidad. ¿Difícil? Sí, pero no imposible.
tracking