Revista Mía

Soluciones naturales contra la ansiedad

Si los nervios te pueden, hay soluciones naturales que pueden ayudarte a recuperar la calma.

Técnicas de relajación, plantas y aceites esenciales pueden ser buenos aliados para encontrar el equilibrio de manera natural, sin tener que recurrir a otros métodos. Apúntate a las soluciones que vienen de ti y de la naturaleza:
- Coherencia cardiaca. Aunque suene raro, es un sistema fácil y efectivo. Se trata de influir sobre la frecuencia cardiaca a través de ejercicios respiratorios. Hay que realizarla tres veces al día de la siguiente forma: ralentiza la respiración  prolongando la inspiración  y la expiración hasta descender hasta 6 ciclos por minuto, en lugar de los 15 normales. Hay que repetir este proceso durante 15 minutos. Este sistema reduce la ansiedad y es recomendable practicarlo en momentos de relax, sobre todo antes de irse a la cama.
- Soluciones de fitoterapia. Muchas plantas se presentan como buenas opciones para luchar contra el estrés, ya que tienen propiedades sedantes o antiespasmódicas. La asperula olorosa favorece la relajación. Para tomarla hay que dejar infusionar de 25 a 50 gramos en un litro de agua hirviendo 10 minutos. Después se filtra y se toman 2 o 3 tazas al día. No se recomienda tomarlo durante el embarazo ni en grande cantidades, ya que puede producir dolores de cabeza y vértigos. La agripalma posee propiedades antiespasmódicas. Para hacer la infusión hay que verter una cucharada sopera en una taza de té con agua hirviendo, dejar que infusione 10 minutos y colar. También es muy recomendable la pasiflora, una taza por la mañana y otra por la noche, ates de irse a dormir. La corteza de sasafrás es euforizante, aporta vitalidad y energía. La infusión se hace echando un puñado en un litro de agua hirviendo y fitrándola.
- Olores que sanan. Los aceites esenciales son poderosos aliados contra muchos males del cuerpo y de la mente. El aceite esencial de camomila romana tiene grandes efectos en casos de ansiedad. Es muy efectivo poner una gota bajo la lengua y oler a la vez el frasco de la esencia en momentos de urgencia. También se puede preparar otra fórmula mezclando varios aceites esenciales: aroma esencial de nerolí, mejorana, camomila romana e ylang ylang, una gota de cada uno, y aplicar 3 veces al día sobre el arco de la planta del pie, la cara interna de las muñecas y bajo la lengua.
- Acupuntura casera. Puedes activar distintos puntos de acupuntura que te ayudarán a relajarte. Puedes estimular el punto "barrera interna" que se halla en la cara interna del antebrazo, a tres dedos del pliegue de la muñeca, entre los dos tendones. En caso de "bola en la garganta" estimula suavemente el hueco situado en la parte baja del cuerpo.
tracking