Revista Mía

Los mejores remedios contra la resaca

Fin de semana tras fin de semana, ya bebas mucho o poco... La resaca te estropea tu domingo de descanso. ¡Pues contraataca!

Fin de semana tras fin de semana, ya bebas mucho o poco... La resaca te estropea tu domingo de descanso. ¡Pues contraataca! Prevenirla es difícil (a no ser que, obviamente, no bebas), pero puedes suavizarla con éstos remedios naturales. Éste sábado, tú ganas.

¿Qué es realmente la resaca?

La resaca es el nombre que se le atribuye a las reacciones químicas que sufre nuestro cuerpo cuando ingerimos etanol. La principal consecuencia es una pérdida de vitaminas y una fuerte deshidratación, además de mareos, debilidad, calambres, náuseas, sensación de sequedad en la boca…
Aunque el malestar es general, los órganos que más sufren durante el consumo del alcohol son el cerebro y el hígado, ya que este último es el filtro que se encarga de metabolizar todos los alimentos antes de que pase a la circulación sanguínea.
Pero, ¿entonces por qué tengo resaca? Este fenómeno se produce cuando nuestro organismo ha limpiado todas las sustancias tóxicas. Puede deberse a tres motivos: la deshidratación, la disminución de glucosa en sangre y el exceso de acetaldehído, un componente que tiene que crear el hígado para poder neutralizar el exceso de alcohol.
Aunque no hay mejor manera de prevenir la resaca que no pasarse bebiendo, hay otros dos trucos antes de salir de fiesta: come, especialmente alimentos grasos que retrasen la absorción del alcohol, y bebe agua, porque vas a perder líquidos.
Antes de acostarte y al día siguiente: es el remedio estrella, porque estás deshidratada. “El alcohol inhibe el funcionamiento de la ADH, una hormona antidiurética. Esto hace que orinemos más, arrastrando agua, minerales y otros elementos que afectan, sobre todo, al cerebro, produciendo un tremendo dolor de cabeza”, explica la naturópata Rosa García. ¿La opción sabia de la abuela? Un caldito caliente. ¡Pero nunca café!: éste aumenta el ácido estomacal.
5bf7f8045bafe817f0b922f3

Cerveza

“El acetaldehído (que se produce con el etanol de las bebidas alcohólicas) es tóxico, y produce un déficit de vitaminas, sobre todo de la vitamina B1, además de disminuir la capacidad de formar glucosa en el hígado”, explica García. La vitamina B1 rehidrata el organismo y se encuentra, por ejemplo, en los pistachos, los piñones, el atún y el cerdo.
Contra la hipoglucemia, azúcar en sangre. Eso sí, que sea con alimentos suaves: yogures, pan, pasta o galletas. Según la experta, “un vaso de agua azucarada resulta ‘milagroso’ contra la temida resaca”.
Es un compuesto que ayuda a expulsar las toxinas, pero que se reduce cuando bebemos. ¿Cómo reponerlo? Comiendo tomates, brócoli o aguacate.
5bf7f5dc5cafe81e3cf2d79f

Cardo Mariano

La vitamina C es un antioxidante que puede ayudar a metabolizar el alcohol, así como la fructosa. Un zumo de naranja podría ser demasiado ácido para tu estómago: opta por verduras de hoja verde (espinacas).
El jengibre es un inhibidor del ácido gástrico (que aumenta con el alcohol) y reduce las náuseas y las ganas de vomitar, lo cual seguro que te interesa si has bebido mucho.
Al parecer, el extracto de cardo mariano contiene una sustancia (la silimarina) que actúa como protector del hígado, regenera sus células y estimula la eliminación de toxinas. Además, eleva los niveles de glutatión.
La sabiduría popular dice: “Noches de desenfreno, mañanas de ibuprofeno”. Según la naturópata Rosa García, “este fármaco puede aliviar el dolor de cabeza pero, en muchos casos, también agravar los síntomas de la resaca. Además, el déficit de vitaminas y la hipoglucemia seguirán, y con ellos el resto de molestias”. Ante todo, ten claras tres cosas: si al final optas por lo químico, tómate un ibuprofeno siempre después de comer algo, para no afectar (más) a las mucosas gastrointestinales; segundo, no lo hagas si te duele el estómago, y tercero, ¡no tomes paracetamol! Éste, unido al alcohol, puede dañar el hígado.
Lo de veneno contra veneno no es la mejor solución en este caso. Si no quieres dañar a tu cuerpo más de lo necesario, aparta el alcohol durante una buena temporada (o para siempre).
Aunque la vitamina B sí es un buen aliado contra tu resaca, te aconsejamos que recurras a otros alimentos con B12 que no puedan dañarte aún más el hígado. Popularmente se apunta a que uno de los componentes que causa la resaca está en el síndrome de abstinencia, pero seguir bebiendo alcohol puede conducirte a la dependencia.
tracking