Revista Mía
5ea6d9695cafe8aa7777e9bf

El coronavirus ¿afecta a mi mascota?

No existe evidencia científica de que jueguen un papel importante vehiculizando el virus.

  • Autor: Mario Ruiz
El coronavirus acapara prácticamente toda la información mediática. Además de su afectación en humanos, muchos han mostrado su inquietud por cómo puede afectar la enfermedad a sus mascotas. Como bien avanzamos, no se ha demostrado que se vean afectados de manera significativa, pero la prevención es importante. más vale prevenir que curar
Evitar el contacto con personas enfermas es algo esencial, así como lavarnos las manos antes de tocar a un animal de compañía o cubrirnos la boca con un pañuelo al toser o estornudar. De igual forma, como sucede para eludir el contagio en humanos, es vital extremar la higiene en manos usando jabón o desinfectante.

La transmisión entre gatos

Un equipo de investigadores chinos realizó recientemente un experimento introduciendo muestras del virus SARS-CoV-2 en la nariz de varios felinos, determinando así una transmisión segura. Después de la intervención, tres de ellos continuaron compartiendo espacio en la misma jaula con otros gatos que no habían sido infectados, entre los que más tarde, sin embargo, se pudo detectar ARN viral. Fue en solamente uno de los felinos expuestos, concretamente, lo que sugiere que este pudo contraer el virus a través de las gotas expulsadas por los demás gatos intervenidos.
Aunque se trata de un hallazgo muy interesante, los expertos coinciden en que hace falta realizar muchas más pruebas y en que no hay necesidad de crear ninguna alarma.

El caso del perro de Hong Kong

La principal duda sobre la afectación de la enfermedad Covid-19 en el caso de los perros la marcó el leve positivo que registró un ejemplar de un perrito de raza pomerania en Hong Kong.
Las pruebas que se le realizaron pudieron detectar una baja carga viral en los hisopos nasales y orales. No obstante, esto, los test sanguíneos que se le practicaron arrojaron siempre un resultado negativo. Aunque después de constatar esto el perro se mantuvo, como precaución, en período de cuarentena durante dos semanas, este falleció una vez superó el aislamiento.
Respecto a ello se pronunció la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA, en sus siglas en inglés), quien envió un mensaje tranquilizador sobre el caso. Aunque el animal no había mostrado signos clínicos de  Covid-19, tenía ya 17 años de edad y padecía también de otro tipo de afecciones de salud, como problemas cardíacos y renales, por lo que se cree que falleció a consecuencia de estos problemas y de la propia vejez.
tracking