Revista Mía

Asma conoce una de las patologías más comunes

El mal control de la enfermedad supone uno de los factores determinantes en las más de mil muertes anuales por asma en España.

  • Autor: Carmen López
Se estima que alrededor de 235 millones de personas en el mundo padecen asma. De ellos, 30 millones están en Europa. Unas cifras que avanzan el gran problema de salud pública que supone esta patología. En España, los estudios avanzan que entre un 3 y un 7 % de la población padece esta enfermedad crónica, que ha ido incrementando su incidencia en las últimas décadas, tal y como señala Farmaindustria.
Hace unas semanas se celebraba el Día Mundial de esta patología. Se hacía poniendo sobre la mesa que es la patología más común en la infancia, ya que afecta a entre el 10 y el 12 % de los niños. Los expertos advierten de que el mal control de la enfermedad supone uno de los factores determinantes en las más de mil muertes anuales por asma en España. Esta enfermedad se caracteriza por la aparición de episodios de dificultad respiratoria, generalmente asociados a otros síntomas como tos, pitidos al respirar y sensación de ahogo. En la mitad de los casos esta patología aparece como respuesta a determinados estímulos que producen alergia: polen, ácaros del polvo, epitelios de animales, ciertos alimentos, etcétera”, como recuerda el Comité de Asma de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica.

Avances continuos

Ante esta patología, las compañías farmacéuticas llevan mucho tiempo trabajando en el desarrollo de distintos medicamentos y vacunas. De este modo, en total existen cerca de 50 tratamientos específicos para el asma. En nuestro país, los registros recogen un total de 184 ensayos clínicos para esta patología, de los que casi la mitad están en una fase avanzada. Se estima que el uso de estas terapias logran una reducción de los síntomas y una mejora de la respuesta pulmonar, lo que eleva -no cabe duda- la calidad de vida de quien sufre la enfermedad.
Además, reducen las probabilidades de sufrir una exacerbación y por lo tanto evitan las hospitalizaciones asociadas. Sin embargo,  sigue existiendo un reto: el importante infratratamiento, algo que debe corregirse al máximo por el bien de los pacientes.
tracking