Revista Mía

Helados para combatir el calor

Son el postre estrella del verano: apetitosos, refrescantes y de fácil digestión. Con un aporte moderado de calorías y un alto contenido en nutrientes, se convierten en la opción perfecta para estos días. Elige el que más te guste.

La elaboración de los helados ha mejorado mucho, hasta convertirse en una opción saludable. A pesar de tener la mala fama de aportar demasiadas calorías, son una fuente de nutrientes de gran calidad perfecta para los días de verano. De forma ocasional y en porciones no excesivas, pueden formar parte de una dieta saludable.
Según los ingredientes de su elaboración, los helados se clasifican en tres tipos:
  • De leche: contienen proteínas con un alto valor biológico, lípidos, azúcares, calcio y vitaminas como la B2.
  • De crema: su elaboración se basa en leche, con el agregado de crema de leche o manteca.
  • De agua o sorbetes: Su valor nutritivo es inferior a los anteriores, ya que su componente principal es el agua. Su aporte calórico, vitamínico y mineral estará determinado por la cantidad de azúcares, frutas y derivados que contenga.
tracking