Revista Mía

¿Hay alimentos ricos en oxitocina?

¿Se pueden aumentar los niveles de la conocida como hormona del amor a través de la alimentación? Despejamos esta duda tan común.

Autor: Mia
Seguramente hayas oído hablar de esta hormona en más de una ocasión. La famosa oxitocina es la responsable de que experimentemos bienestar, placer y afectividad, además de ayudarnos a mejorar nuestro estado anímico y con las relaciones con los demás.
Esta importante hormona se produce en el hipotálamo y se almacena en la neurohipófisis. Debido a su localización, también influye en el sistema central nervioso y es responsable de la transmisión de impulsos nerviosos (reduce la presión arterial y los niveles de cortisol, aumenta el umbral del dolor, reduce la ansiedad…), aunque su principal función es la de regular ciertas conductas y emociones. La oxitocina influye en las relaciones de pareja, en el estado anímico, en la necesidad de cuidado, en la sexualidad, en el bienestar, en la sensación de placer… y por ello una falta de ella puede acarrear problemas como la depresión o dificultades en las relaciones sociales.
Así que te estarás preguntando… ¿hay alguna forma de aumentar los niveles de oxitocina? La forma más efectiva es a través de medicamentos o fármacos, que generalmente están muy restringidos y se administran en casos concretos como en el parto, el posparto o la depresión severa.
Con todo, relacionarse de forma positiva con otras personas, hacer ejercicio físico, llorar, meditar, o establecer contacto físico con seres queridos (algo tan sencillo como un abrazo) son algunos gestos que pueden ayudar a nuestro organismo a liberar esta hormona de forma natural.

¿Hay alimentos ricos en oxitocina?

Una duda común es saber si se puede conseguir más oxitocina a través de la alimentación. Es importante destacar que ningún alimento por sí mismo aporta oxitocina, ya que se trata de un nonapéptido que solo el cuerpo humano puede producir. Lo que sí es cierto es que se cree que ciertos ingredientes sí pueden ayudar a estimular y aumentar la producción de esta hormona de forma indirecta.
La mayoría de ellos son, principalmente, hierbas, que se consumen en cantidades muy pequeñas. Se incluyen en esta lista el romero, el perejil, el tomillo, la hierbabuena y el eneldo, que además tienen otras propiedades beneficiosos sobre el organismo. Así que no está de más intentar aderezar las comidas con ellos siempre que sea posible… El chocolate negro también está relacionado con la producción de esta hormona, al tener un gran poder afrodísiaco y al contener exorfinas, un tipo de analgésico natural que también contribuye a un mayor estado de relajación y bienestar.
tracking