Revista Mía

5 señales que te indican que estás siguiendo una dieta poco adecuada

Si tu dieta influye negativamente en tu estado de ánimo, en tu salud o es demasiado aburrida... es hora de plantearse un cambio. ¡Toma nota de las señales!

Autor: Mia
Se necesita tiempo para establecer nuevos hábitos alimenticios. Y se necesita tiempo para pensar en lo que se va a comprar, preparar y luego, comer. Todo lo que está relacionado con estos pasos debería ser un momento agradable, no una obligación. Si te sientes aburrida, insatisfecha y frustrada con tu plan de alimentación, es quizás hora de cambiarlo… ¿Cómo identificar que la dieta que estás siguiendo no es para ti? Aquí van algunas señales.
Tu dieta carece de inspiración. ¿Por qué deberías conformarte con alimentos que carecen de sabor, atractivo visual o textura, o comidas que no son emocionantes ni te inspiran? Su tus elecciones y comidas son aburridas o monótonas, es posible que termines buscando otros alimentos que no deberían estar presente en tu dieta..
Tu dieta es demasiado estricta: Si sientes que no puedes desviarte en absoluto de la hora de comer, entonces tu plan de alimentación es demasiado inflexible y puede impedirte disfrutar de actos como comer fuera, pedir comida para llevar o variar las elecciones de alimentos. Restringir en exceso no es saludable, no es agradable y no es sostenible en el tiempo.
Tu dieta es demasiado extrema: Si enfatizas los alimentos buenos y malos, hablas de los alimentos que nunca debes comer y pides la eliminación de grupos de alimentos sin justificación médica, tu patrón de alimentación es demasiado extremo y poco realista.
Tu dieta tiene consecuencias no deseadas para la salud. Tomar demasiada fibra muy rápido puede causar estragos en tu intestino. Tomar muy pocos carbohidratos puede hacer que te sientas fatigada. Y demasiada grasa puede hacer que tu colesterol se eleve. Si tu dieta te causa algún problema de salud, cámbiala.
Tu dieta afecta negativamente a tu estado de ánimo. ¿Te sientes constantemente hambrienta, cansada, de mal humor o resentida? Si es así, tu plan de alimentación puede ser demasiado restrictivo y punitivo. Si tus elecciones de alimentos te hacen sentir mal, ¡cambia de dieta!
Pexels

dietaPexels

Por contra, hay algunos signos de que tu alimentación es correcta y que la dieta que sigues está funcionando..
  • Es divertida. ¿Esperas con ansias lo que hay en el plato? ¿Te emocionan las próximas comidas y pasas mucho tiempo creando en la cocina o probando nuevos alimentos? ¡Buena señal!
  • Es agradable. Deberías sentirte satisfecha y contenta después de terminar cada comida.
  • Permite la espontaneidad. ¿Existe flexibilidad en tu plan para permitir cambios de horario, salidas a comer, días festivos y comidas en el camino? ¡Mejor!
  • Hay margen para el compromiso. Un plan de alimentación positivo, progresivo y exitoso permite la variabilidad y no exige perfección. Siempre hay una manera de negociar lo que está en tu plato, a través de intercambios de alimentos, complementos y comida para llevar. 
  • Fomenta una relación positiva con la comida. ¿Tu dieta te deja inspirada en lugar de cansada? ¿Te sientes mejor debido a tus elecciones de alimentos? ¿Te sientes satisfecha después de las comidas? Si es así, ¡continúa con la dieta!
tracking