Revista Mía

Tendencias en alimentación en la era pos-covid-19

El COVID-19 ha modificado nuestros hábitos, marcando un antes y un después en el sector de la alimentación.

  • Por Laura Valdecasa
Según un estudio realizado por Trescom, en colaboración con Food For Thought, la llamada ‘nueva normalidad’ también ha traído un cambio notable en las tendencias alimenticias. Por ejemplo, ha aumentado el consumo de productos saludables y se ha incrementado nuestro gasto en alimentación.

Cambios importantes en la dieta

La comida es fuente de salud y bienestar y, según los estudios realizados, en el último año se ha incrementado hasta en un 37 % el gasto en la cesta de la compra. Pero nuestros hábitos han experimentado también una importante transformación. Por ejemplo, ahora compramos más fruta y verduras y menos carne.
En concreto, el consumo de vegetales ha aumentado un 40 %, mientras que en el de carne ha caído un 12 %. De hecho, los españoles han pasado de consumir de 52 kilos de carne por persona al año a 45 kilos. En nuestra cesta de la compra, ahora hay un 27 % más de fruta, un 22,5 % más de legumbres y consumimos un 25,4 % más de huevos. Las bebidas de origen vegetal siguen ganando más adeptos (2,5 % más), mientras que decae el chocolate (25,8 % menos). Además, ha aumentado la demanda de platos preparados hasta en un 8,7 %.
Los consumidores somos cada vez más curiosos y nos detenemos a leer las etiquetas e ingredientes de cada producto que compramos. Esto determina también nuestro comportamiento. Ahora preferimos buscar alimentos que no tengan muchos aditivos y descartamos, cada vez más, los productos ultraprocesados, elaborados a partir de ingredientes procesados y sin ingredientes frescos. En el último año, ha aumentado el consumo de vegetales en un 40% y se ha reducido el consumo de carne roja.
Por otro lado, la frecuencia de ir a la compra es menor, en concreto, ha disminuido un 2,7%. Sin embargo, ha aumentado el gasto en las tiendas y supermercados. El miedo a los contagios ha promovido que los consumidores opten más por comprar productos envasados, ya que les dan una mayor sensación de seguridad e higiene. En concreto, un 27 % compraría más productos envasados, por tener la percepción de que se reduce el riesgo de contagio.
Más confianza en los comercios locales: España es el país del sur de Europa que más ha incrementado sus compras en comercios locales, un 77 %. Un 76 % de la población considera que el producto local le inspira mayor confianza y seguridad. Si una de las tendencias ya incipientes antes del coronavirus era el delivery o reparto a domicilio, su llegada la ha acelerado. Por ejemplo, ha aumentado en un 20 % el número de personas que hace la compra por internet, especialmente entre la población más sénior, donde las ventas se han cuadruplicado y su facturación ha aumentado un 62 %.

Stop al despilfarro

La manera de producir y consumir alimentos también se está transformando, apostando por métodos más sostenibles. Tanto es así que 1 de cada 3 consumidores cree que, con la pandemia, es aún más importante optar por empresas y productos responsables con el medioambiente y la sociedad, y el 14 % asegura que ha reducido el desperdicio de alimentos.

Etiquetas:

tracking